10 beneficios del vino tinto que seguro que no conocías

50 años hace

A lo largo de los últimos tiempos, abundantes estudios científicos y médicos han demostrado las ventajas de una buena alimentación. Se ha probado que consumir de forma regular ciertos alimentos puede hacernos adelgazar, prevenir enfermedades y estimular el cerebro. Lo destacable es que el vino es una de las pocas bebidas que posee tantas cualidades positivas, lo cual lo hace único

Beneficios del vino

Beber vino tinto con moderación he demostrado ser muy saludable, veamos 10 beneficios que seguramente no conocías:

1. Aliado contra la gordura
Según una investigación efectuada en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, el vino tinto activa la función de un gen que ayuda a movilizar las existentes e impide la formación de nuevas células de grasa. Si bien contiene 7 calorías por gramo, beber vino en dosis moderadas contribuye a reducir la obesidad y el sobrepeso al avejentar.

2.  Combate las bacterias en la boca
Diferentes estudios italianos han confirmado que la costumbre de tratar las infecciones de las encías con vino tiene un fundamento científico. Según afirman, ciertos compuestos presentes en esta bebida de Baco frenan el desarrollo de los estreptococos y otras bacterias vinculadas a las caries, aparte otros socios de la piorrea y dolores de garganta y boca.

3. Mejora el funcionamiento del cerebro
En torno a setenta estudios afirman que el vino mejora de la función cognitiva  del cerebro y previene la demencia. Por supuesto, en consumo moderado. Los científicos piensan que mejora el riego sanguíneo porque la elevada presencia de antioxidantes en la composición reduce la inflamación, impiden que las arterias se endurezcan y también inhiben la coagulación.

4. Estimula las áreas del cerebro vinculadas al placer
Conforme a una investigación efectuada en la Universidad de California al beber vino se liberan endorfinas en 2 áreas del cerebro, que incrementan la sensación de placer. Lo interesante además es que, si la luz ambiental es roja o bien azul, el sabor del vino es considerablemente más intenso.

5. Reduce las consecuencias de la vida sedentaria
Una investigación publicada en The FASEB Journal, sugiere que el resveratrol de la uva reduce las consecuencias negativas de la vida sedentaria. El vino es ejercicio embotellado.

6. Estimula los sabores
Si es tomado durante las comidas, el vino tinto ayuda a percibir mejor los sabores. Esto se debe a sus propiedades astringentes, que evitan la excesiva sensación de grasa ocasionada por comestibles como las carnes rojas y se dejan saborear mejor el alimento que cuando la comida se acompaña con agua.

7. Reduce peligro de cáncer
Especialmente si son fumadores, el vino tinto ayuda a reducir el riego de cáncer de pulmón en hombres, y en las mujeres bloquea el desarrollo de las células responsables del cáncer de mama. Estas propiedades podrían deberse a que uno de sus componentes, el resveratrol, frena los efectos del estrógeno, la hormona femenina por antonomasia. En conclusión, el vino reduce peligro de cáncer.

8. Previenen las complicaciones cardiovasculares
Una copa de vino al día en el caso de las mujeres, o bien, 2 copas del néctar de Baco para los hombres, contribuyen a acrecentar los niveles de colesterol bueno en la sangre y previenen las complicaciones cardiovasculares. El vino es un aliado del corazón.

9. Previene cáncer de próstata
Consumir 7 vasos de vino tinto semanales tras cumplir los cuarenta años de edad, reduce en más de la mitad los diagnósticos de cáncer de próstata.

10. Transmite hábitos saludables
Una investigación publicada por el British Medical Journal revela que los apasionados del vino acostumbran a tener una dieta más equilibrada y comer mejor, ya que eligen alimentos más naturales y comidas más sanas. Conforme esta investigación, los enófilos consumen más aceitunas, frutas, verduras, quesos bajos en grasa, leche y carnes saludables que los consumidores frecuentes de cerveza.

Para cerrar la nota: