Té blanco ¡Natural y delicado!

¿Qué es el té blanco y de dónde proviene? Este es un tipo de té que resulta muy beneficioso para la salud.

A lo largo de nuestro contenido te explicaremos todas sus bondades, lo que hará que desees probarlo. ¿Qué esperas para saber más sobre esta saludable infusión?

Té blanco, saludable y rico al paladar

El té blanco es una variedad de té chino, que es considerado parte de la realeza, ya que es elaborado en suelo chino hace ya varias décadas, y al igual que el té verde y el té negro proviene de la planta Camelia Sinensis.

Resulta sumamente beneficioso para el organismo, ya que debido a su delicada forma de procesamiento concentra más sus propiedades.

Su consumo no es muy popular, debido a su escasa y costosa producción, pese a esto se debe tener en consideración la amplia gama de beneficios que su consumo puede generar a tu organismo.

Así que si tienes la oportunidad de degustar este rico té blanco, debes hacerlo sin dudar.

Además, el té blanco ha sido sujeto de estudio por numerosos especialistas chinos, puesto que esta infusión cuenta con antioxidantes ECGC.

Al cual se le atribuye que puede servir como componente para el tratamiento del cáncer y otras afecciones que aquejan al ser humano, como las alergias. ¿No te parece esto sumamente interesante?

Té blanco, saludable y rico al paladar

¿Para qué sirve el té blanco?

El té blanco es rico en antioxidantes, y estos son fundamentales para proteger el organismo de los radicales libres, los cuales ocasionan el deterioro de las células y el envejecimiento celular.

Además, es un potencial anticancerígeno y antinflamatorio, debido a su alto contenido del antioxidante ECGC, y su consumo es ideal para prevenir la diabetes y otras enfermedades degenerativas.

¿Cuáles son las propiedades del té blanco?

Entre las propiedades del té blanco destacan las siguientes:

  • Contiene componentes polifenólicos.
  • Es antioxidante, contrarresta la acción de los radicales libres.
  • Rico en catequina.
  • Es diurético, elimina las toxinas del cuerpo.
  • Contiene flavonoides, que inciden en la disminución de la hipertensión.

Beneficios del té blanco

Entre los beneficios del té blanco destacan los siguientes:

  • Es anticancerígeno.
  • Previene enfermedades cardiovasculares.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Mejora la función digestiva.
  • Combate el mal aliento y las placas bacterianas.
  • Ayuda a bajar de peso.
  • Ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo.
  • Mejora la piel y previene arrugas.

¿Cuáles son las contraindicaciones del té blanco?

Si padeces de úlceras gástricas, malestar intestinal, insomnio, estrés o tienes problemas de tensión arterial o diabetes, te recomendamos consultar su ingesta con un especialista.

Ya que el té blanco tiene cierto contenido de cafeína que no podría ser beneficioso para tu salud, en caso de presentar alguna de estas afecciones.

Lo que si debes tener en cuenta, es que lo ideal es consumir un máximo de 3 tazas de té blanco al día, ya que su consumo excesivo podría provocar perdida de sueño, nerviosismo, vómito, diarrea o nauseas.

Hojas de té blanco

¿Se puede tomar el té blanco en el embarazo?

El té blanco se caracteriza por contener un bajo índice de cafeína, pese a esto, su consumo no es recomendado durante el periodo de gestación y lactancia.

Ya que los expertos en la materia estiman que consumir cafeína durante el embarazo puede aumentar el riesgo de sufrir un aborto espontáneo o provocar una parto prematuro.

Además influye en el peso del feto de forma negativa.

Entrada Relacionada

¿Contiene cafeína el té blanco?

Al momento de procesar hojas para té blanco, estas pasan por un proceso de oxidación mínimo, lo que le otorga cierto porcentaje de cafeína, es decir, que una taza de té blanco debe tener aproximadamente 10mg de cafeína.

Es preciso acotar, que dentro de la gran variedad de tés, el té blanco es el que menos contiene cafeína, y su contenido de cafeína hace que sea excelente para  estimular el metabolismo.

¿Cuál es la planta del té blanco?

El té blanco, guarda sus origenes en la provincia de Fujian, ubicada en China, y se elabora a base de las yemas y las hojas de la planta Camellia Sinensis.

La cual da origen a gran variedad de tés, en los que destaca el té blanco, el cual tiene una forma de elaboración que lo diferencia del resto de los tipos de tés.

Para dar origen al té blanco se procede a marchitar ligeramente las yemas y las hojas de la planta Camelia Sinensis.

Posteriormente se secan en contacto directo con los rayos del sol y finalmente son procesadas para prevenir la oxidación. Todo este proceso le otorga el té blanco su olor y sabor sutil característico.

Es preciso acotar que su nombre no tiene nada que ver con su color, sino más bien con su proceso de elaboración que le da a la planta una tonalidad blanquecina, y al elaborar la infusión está adquiere un tono amarillo muy sutil.

¿Cómo se toma el té blanco?

El té blanco es una infusión que se puede tomar fría o caliente a cualquier hora del día, esto depende los gustos del consumidor.

Además, debido al auge de las tiendas o farmacias naturistas, el té blanco se puede consumir en forma de cápsulas.

+2 Recetas para hacer té blanco

A continuación dejaremos para ti fáciles recetas para preparar té blanco:

Té blanco con piña

El té blanco y la piña cuentan con propiedades diuréticas, y su combinación da origen a una bebida que te ayudará a eliminar las toxinas del cuerpo, y además resulta excelente para bajar de peso.

Ingredientes:

  • 150 ml de té blanco.
  • 3 rodajas de piña.
  • El jugo de 1 limón.
  • 1 cucharada de jengibre.
  • 2 hojas de hierbabuena.

Preparación:

  1. Vierta todo los ingredientes en la licuadora y licue hasta obtener una mezcla homogénea.
  2. Sirva frio, y acompañe con hielo.
Té blanco con piña

Té blanco con canela

Preparar té blanco con canela, ayuda a potenciar el sabor el aroma característico del té blanco, y lo mejor de todo, es que resulta muy rico y saludable.

Ingredientes:

  • 100 ml de agua.
  • 50 gramos de Té Blanco.
  • 2 ramas de canela.

Preparación:

  1. Coloque el agua en una olla hervir, cuando llegue a ebullición agregue las hojas secas de Té Blanco y las ramas de canela.
  2. Cocine por unos 5 minutos para infusionar el Té.
  3. Sirva caliente y agregue azúcar si desea.
Té blanco con canela

El té blanco es una infusión que no puedes dejar de probar, debido a que brinda numerosos beneficios a la salud.

A lo largo de nuestro contenido dejamos para ti fáciles recetas que puedes elaborar en la comodidad de tu hogar. ¿Qué esperas para degustar una rica taza de té blanco?

Esta nota fue actualizada el 20 septiembre, 2020