Licor de Miel: ¡Dulce y refrescante!

¿Cómo hacer licor de miel? Origen e historia. Este es uno de los licores macerados más fáciles de preparar puesto que no necesitas muchos ingredientes al momento de elaborarlo.

Solo necesitas tener paciencia porque se suele almacenar por al menos un mes, pero la espera, sin duda vale la pena.

¿Quieres saber más sobre esta bebida? A continuación detallaremos todo lo relacionado al Licor de Miel.

Licor de miel

Licor de Miel, una bebida dulce y refrescante

El licor de miel o también conocido como hidromiel o aguamiel es una bebida alcohólica que se caracteriza por contener una graduación alcohólica que varía entre el 4% y 18% y se obtiene producto de la fermentación de una mezcla de agua y miel.

Así que, ¿por qué no elaborar este licor en la comodidad de tu hogar? Más adelante detallaremos el proceso de elaboración así que te invitamos a elaborarlo.

Origen e historia del Licor de Miel

Se dice que el licor de miel es considerado como una de las primeras bebidas alcohólicas que consumió el ser humano y se cree que es antecesora de la cerveza, debido a su color amarillo intenso.

Por el hecho de que en la antigüedad se fermentaba adicionando levaduras, y en la actualidad podemos apreciar que se elabora adicionando licor blanco o aguardiente.

Esta es una bebida con gran carga histórica, puesto que fue elaborada a lo largo y ancho de Europa por los griegos y romanos, mientras que en América formaba parte de la tradición de  los mayas, a la que le atribuían efectos medicinales.

¿Cómo hacer Licor de Miel?

Al momento de preparar Licor de Miel básicamente necesitas tener a la mano los siguientes ingredientes:

  • Miel.
  • Agua.
  • Alcohol (Vodka, ron blanco o aguardiente)

A continuación detallaremos paso a paso el proceso de elaboración del Licor de Miel:

Entrada Relacionada
  • Vierta el Vodka (dos tazas) o el licor de su preferencia en un recipiente de vidrio, luego añada la miel (taza y media) y revuelva hasta que la miel se haya disuelto por completo en el vodka.
  • Posterior a esto, tape bien el recipiente y almacene en un lugar fresco y oscuro por un periodo de 30 días mínimo.
  • Debe remover el mezcla ya sea con una cuchara de metal o de madera, por lo menos una vez por semana.
  • Luego de que pasen los 30 días, agregue una taza de agua a la mezcla, y remueva bien para mezclar todo el contenido.
  • Seguido de esto, almacene la mezcla por 15 días adicionales.
  • Luego de transcurrido este periodo de tiempo, procede a servir el licor de miel en botellas de vidrio., si así lo desea.

Luego de elaborado todo este proceso, nuestro licor de miel está apto para el consumo, así que solo queda degustar este rico licor. ¡Salud!

¿Cómo se toma el Licor de Miel?

El licor de miel es una bebida dulce y refrescante que se puede tomar sola, ya sea fría a con cubos de hielo. Y además puedes preparar ricos tragos y cocteles a base de licor de miel.

Adicionando toques cítricos con zumo de limón o maracuyá, además de fusionar este rico licor con otros licores como el vodka.

En la presentación que deseas, el licor de miel, es algo que sin duda debes probar.

¿Para qué sirve el Licor de Miel?

El licor de miel es ideal para combatir algunas afecciones respiratorias, como por ejemplo el catarro o el resfriado común.

Así que un trago de este rico y refrescante licor es una excelente opción para mejor tu sistema inmunológico.

Además, puede ser utilizado en repostería, para dar un toque alicorado a ricas tortas y pasteles o en la cocina, para preparar ricas carnes horneadas.

A lo largo de este artículo, hicimos referencia a todo lo que debes saber sobre el Licor de Miel, y dejamos para ti un fácil método de elaboración. ¿Qué esperas para preparar esta delicia en la comodidad de tu hogar?

Esta nota fue actualizada el 23 junio, 2020