Agua de lavanda ¡Relajante natural!

¿Cómo se hace el agua de lavanda? ¿Qué es y para qué sirve? La lavanda es una planta muy conocida gracias a su aroma.

Ella logra impregnar todo el lugar donde se encuentra y ha servido de inspiración para la elaboración de diversos productos, dentro de los que podemos destacar el agua de lavanda.

El agua de lavanda es una infusión con propiedades relajantes que contribuye al bienestar de la persona que la consume, y es que sufrir de insomnio ya no será un problema gracias a esta bebida natural.

Además, el agua de lavanda posee propiedades naturales que permiten calmar la mente y las emociones, lo que le añade atributos únicos de gran valor.

Conocer un poco sobre el agua de lavanda conseguirá abrir la mente a una nueva forma de conseguir tranquilidad, gracias a sus efectos sedantes obtenemos beneficios que mejorarán nuestra calidad de vida de forma completamente natural

¿Qué es el agua de lavanda?

El agua de lavanda es una infusión muy fácil de hacer que posee propiedades naturales con cualidades calmantes, antiinflamatorias, antisépticas que incluso sirve de alivio rápido para las patologías simples del resfriado común y gripes.

Se elabora con las hojas de la planta las cuales se colocan en un recipiente con tapa y agua tibia para obtener la infusión.

Agua de lavanda ¡Relajante natural!

¿Para qué sirve el agua de lavanda?

El agua de lavanda es una bebida con efectos relajantes y sedantes que contribuyen a tranquilizar a las personas que padecen de estrés, ansiedad e insomnio.

Pero eso no es todo, además sirve para mejorar la digestión y a gestionar problemas intestinales causados por nervios o estrés.

Incluso la lavanda puede llegar a evitar problemas gastrointestinales tales como cólicos, inflamación intestinal y flatulencia, lo que la hace una planta llena de bondades y beneficios para la salud.

¿El agua de lavanda sirve para bajar de peso?

Aunque no está completamente comprobado que la lavanda sea una planta utilizada para la pérdida de peso, algunos expertos coinciden en que gracias a su poder desintoxicante permite reducir las grasas corporales, por lo que algunos la utilizan para conseguir mantener su peso.

La forma de conseguir el efecto es consumiéndola en las noches antes de dormir para conseguir sus efectos directos y cada tercer día para así obtener el beneficio.

En cualquier caso, lo ideal es mantener una dieta saludable libre de grasas y un poco de actividad física que contribuye a mantenernos en forma de manera sana y efectiva.

Beneficios de tomar agua de lavanda

La lavanda es una planta muy aromática con poderes tranquilizantes, por lo que consigue generar beneficios significativos a nuestro organismo, dentro de los cuales podemos mencionar los siguientes:

Entrada Relacionada
  • Evita el insomnio: Solo una taza antes de dormir conseguirá conciliar el sueño como nunca antes lo tuviste, y es que la lavanda posee efectos sedantes que permiten evitar el insomnio.
  • Ayuda al sistema digestivo: La lavanda tiene cualidades que permiten mejorar nuestra digestión, por lo que al consumirla en infusión te olvidará de las flatulencias, infecciones intestinales y problemas estomacales.
  • Calma la ansiedad y el estrés: Gracias a su efecto relajante ayudar a subir los niveles de serotonina, la hormona responsable de causar la ansiedad por lo que se genera una caída en los niveles de esta y permite sentirse mucho más tranquilo.
  • Disminuye la presión arterial: Sus propiedades consiguen disminuir la presión arterial y por consiguiente evita el padecer de dolores de cabeza.
  • Calma los dolores del síndrome menstrual: Estudios realizados evidencian que las mujeres que sufren de dolores de cabeza y cólicos en la zona abdominal producto de la menstruación, al ingerir infusión de lavanda y oler su fragancia consiguen calmar el dolor.
  • Alivia problemas respiratorios: Gracias a su acción inmediata con efecto tranquilizante, la lavanda contribuye en el tratamiento de gripes, bronquitis, asma, fiebre y cualquier tipo de problema respiratorio.
  • Evita la depresión: Durante mucho tiempo la lavanda ha sido utilizada dentro de tratamientos contra la depresión, y es que gracias a sus efectos tranquilizantes estudios revelan que consigue mejorar el estado de ánimo reduciendo así este mal.

¿Por cuánto tiempo se debe tomar el agua de lavanda?

Si bien es cierto que no se han evidenciado efectos completamente negativos por su consumo expertos indican que lo más recomendable es no exceder la dosis de tres tazas diarias de infusión de lavanda.

Indican que con beber tres tazas es suficiente para disfrutar de los beneficios que contiene la lavanda y que impactan de forma positiva en nuestro cuerpo.

Pero si se abusa podemos entonces desencadenar efectos nocivos que pueden poner en riesgo nuestra salud.

El agua de lavanda alivia problemas respiratorios

¿Cuáles son propiedades del agua de lavanda?

Como bien sabemos la lavanda posee propiedades naturales relajantes, lo que la convierte en una planta con cualidades favorables para la salud. Dentro de sus grandes propiedades tenemos:

  • Contiene fenoles en forma de taninos por lo que es antioxidante
  • Tiene poder antiséptico
  • Es antiinflamatoria
  • Relajante por excelencia
  • Refrescante
  • Tonificante
  • Sedante
  • Antibacteriano

Contraindicaciones de tomar agua de lavanda

Por lo general la lavanda consigue ofrecer beneficios para quien la consume, sin embargo pueden existir algunas contraindicaciones que es necesario tener presente para evitar desencadenar efectos negativos en nuestra salud.

  • No se recomienda en personas que sufren de epilepsia debido a sus efectos directos en el sistema nervioso.
  • Personas que padecen de gastritis, colitis o trastorno del colon irritable tampoco deben consumir infusiones de lavanda ya que puede generar efectos adversos.
  • Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia deben evitar el consumo de la lavanda ya que puede contener componentes tóxicos para el bebé.
  • Menores de 6 años tampoco deben beber infusiones de lavanda ya que su sistema digestivo todavía no se encuentra preparado y puede sufrir graves reacciones.
  • Intoxicación debido a alergias a la planta en sí
  • Dermatitis en casos de sensibilidad cutánea

+2 Recetas para preparar agua de lavanda

El agua de lavanda es una infusión muy fácil de preparar solo se necesita tener a la mano las flores de lavanda.

Ingrediente necesario para conseguir una bebida única llena de delicioso aroma que además contribuye en activar los efectos tranquilizantes que posee de forma natural, sobre todo si se toma en las noches.

Agua de lavanda casero

Una receta muy práctica que permitirá conciliar el sueño y relajar nuestro cuerpo, gracias a sus efectos tranquilizantes.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flor de lavanda
  • 1 taza de agua
  • 1 cucharada de miel

Modo de preparación

  1. Calentar el agua
  2. Colocar el agua caliente en una taza
  3. Añadir las flores de lavanda
  4. Dejar infusionar por espacio de 10 minutos
  5. Retirar las hojas de lavanda
  6. Endulzar con la miel
  7. Remover y dejar enfriar
Agua de lavanda casero

Limonada de lavanda

Una receta pensada para quienes perder un poco de peso y mantenerse relajados de forma saludable.

Ingredientes

  • 1 cucharadas de lavanda seca
  • El zumo de dos limones
  • 2 vasos de agua
  • 2 cucharadas de azúcar morena

Modo de preparación

  1. Colocar en una olla el agua junto con la lavanda seca
  2. Dejar cocinar a fuego lento hasta que haga ebullición
  3. Retirar del fuego y colar sobre un vaso
  4. Añadir el zumo de limón junto con el azúcar morena
  5. Revolver hasta desintegrar completamente el azúcar
  6. Dejar enfriar o beber caliente antes de dormir preferiblemente
Limonada de lavanda

Dejamos para ti, prácticas recetas que pueden ser elaboradas en la comodidad el hogar. ¿Qué esperas para degustar de una saludable agua de lavanda?

Esta nota fue actualizada el 16 noviembre, 2020