+10 Cervezas Alemanas ¡Únicas en sabor!

50 años hace

¿Conoces la Cerveza Alemana? Alemania es considerada como uno de los países más cerveceros que existen, y es que no solo se debe a su consumo, sino que además Alemania es un gran productor de cerveza.

Es tanto así que existe un festival para rendir homenaje a esta deliciosa bebida que es el delirio de muchos, el Oktoberfest, el cual se celebra todos los años entre la última quincena de septiembre y la primera de octubre.

Es una fiesta cubierta por diversas cervecerías que incluye espectáculos con los trajes típicos de la región y concursos de levantamiento de piedras, apertura de barriles de cerveza y otras actividades.

+10 Cervezas Alemanas que no puedes dejar de conocer

Hablar de Alemania es hablar de cerveza, por lo que se calculan que hoy en día existen cerca de unos 5.000 tipos diferentes de cervezas alemanas que se comercializan tanto dentro como fuera del país.

Algunos de los estilos más conocidos son Pilsen, Weizenbier, Altbier, Kölsch, Schwarzbier, Bockbier, Kellerbier, entre otras, las cuales gracias a su sabor logran envolver en un bucle de frescura todo paladar que tiene el privilegio de probarlas.

Es por ello que hemos recopilado una selección de algunas cervezas alemanas que no debes dejar de conocer y con las cuales podrás entender el amor que sienten los alemanes por esta encantadora bebida.

1.- Cerveza Hofbräu München Münchner Weisse

Es una cerveza alemana de trigo elaborada desde 1589, es tipo Ale de fermentación alta pero con un estilo propio de Munich. Posee un bonito color dorado turbio, sabor afrutado en el que destaca la fruta de hueso otorgándole así un refrescante sabor y convirtiéndola en la aliada perfecta para acompañar los alimentos salados.

Esta cerveza posee un grado alcohólico de 5,1% lo que la hace una bebida muy refrescante.

2.- Cerveza Weihenstephaner Hefe Weissbier

Es una cerveza alemana tradicional de trigo, elaborada por la cervecería más vieja del Mundo. Es del tipo Ale, posee un color rubio brillante con abundante espuma clara la cual persiste y a medida que pasan los minutos va desprendiendo sus aromas.

Esta cerveza respeta la Ley de la Pureza Alemana de 1.516 por lo que únicamente está elaborado con agua, malta y lúpulo. Puede acompañar cualquier plato con el que desees disfrutar además de ser muy refrescante gracias a su grado alcohólico el cual se encuentra en 5,4%.

3.- Cerveza Erdinger Kristall

Es una cerveza alemana elabora por la fábrica de cerveza de trigo más grande del mundo, esta encantadora cerveza debe su apariencia cristalina a un proceso de filtración particularmente largo, conocido en la industria como la filtración fina, por lo que se vuelve completamente clara.

Presenta color rubio claro con espuma blanca, abundante y de duración media, está elaborada con trigo y cebada de malta. Durante su fermentación las cepas de levadura suben a la superficie formando una capa blanca. Posee un grado alcohólico de 5,3% además de tener un carácter chispeante y muy refrescante que la hacen perfecta para los días de verano.

4.- Cerveza Aecht Schlenkerla Rauchbier

Es una cerveza alemana elaborada por Schlenkeria, una cervecería fundada en 1405 y que se ubica en Bamberg. Es una cerveza ahumada oscura, aromática, de baja fermentación con el extracto original de 13,5 por ciento que le otorga un contenido alcohólico de 5,1%.

Su sabor ahumado se consigue exponiendo la malta al humo intenso y aromático de las brasas ardientes de la madera de haya. Luego se mezcla convenientemente y se madura en los viejos sótanos de 600 años de antigüedad que existen en las colinas de Bamberg.

5.- Cerveza Kapuziner Weissbier Hefe

Esta es una cerveza alemana elabora por una de las cervecerías artesanales más grandes de la región llamada  Kulmbacher. Es una cerveza de fermentación alta tipo Ale elaborada con malta de trigo y una levadura especial sin filtrar.

Posee un color entre dorado y anaranjado con mucha turbidez, su cuerpo sólido de malta y su sabor afrutado le confiere interesantes matices que la convierten en una de las cervezas más refrescantes del mundo. Tiene un grado alcohólico de 5,4% que invita a seguir degustándola continuamente.

6.- Cerveza Paulaner Salvator Doppelbock

Es una cerveza alemana con un grado alcohólico de 7,4% lo que la convierte en una bebida fuerte, elaborada por la cervecería Paulaner de Munich, presenta un color ámbar oscuro con  tonos anaranjados y algo más oscuros, con una inmensa capa de espuma cremosa, atractiva de gran persistencia y suave textura.

Esta cerveza alemana tiene un aroma complejo y profundamente malteado, en el que destacan  notas a cereales, malta tostada, mantequilla y fruta confitada acompañados de delicadas notas florales. Su sabor dulce de malta acompañado de acompañado de matices a toffee, grosellas, ciruelas y pan tostado la convierten en toda una delicia.

7.- Cerveza Schneider Weisse Aventinus Eisbock

Esta cerveza alemana está reconocida como la legendaria, es un tipo de cerveza que se obtiene congelando una parte de agua durante su preparación y eliminándola después, lo que la convierte en una cerveza muy concentrada, con cuerpo, sabor y alta graduación de alcohol que ronda el 12%.

Posee un color caoba casi negro, su aroma recuerda a las ciruelas maduras con un toque de almendras amargas y de mazapán. Es una cerveza ideal para acompañar grandes platos y postres con chocolate.

8.-Cerveza Bischofshof Hefe-Weissbier Hell

Es una cerveza Weissbier elaborada por Bischofshof en Ratisbona, Bavaria. Tiene un color amarillo ligeramente anaranjado, turbio con densa, abundante y esponjosa espuma.

Su aroma afrutado ligeramente ácido la hacen toda una delicia, mientras que su sabor cremoso con toques ácidos suaves y refrescantes le dan el toque perfecto para disfrutar.

Esta cerveza alemana presenta un grado alcohólico de 5,1%.

9.- Cerveza Gaffel Kölsch

Esta es una cerveza alemana refrescante y ligera elabora en la ciudad de Kölsch y sus alrededores, presenta color rubio dorado cristalino, con una carbonatación media que provoca una espuma blanca y cremosa. Al degustarla tiene aroma a malta acompañada de notas florales y lúpulo. Su sabor a malta y notas amargas ligeras que la hacen refrescante ideal para combatir los días de calor.

10- Cerveza Warsteiner Premium Verum

Es quizás la cerveza alemana menos conocida fuera de Alemania, su fabricación data de 1753, es una cerveza pilsner de 4.8% de contenido alcohólico, es de un color dorado claro con blanca espuma. Esta cerveza presenta aroma suave con esencias de lúpulo mezclado con ciertas notas de limón y algo de malta.

Al degustarla se puede apreciar notas semi dulce con un cierto sabor a plátano y clavo, para luego dar paso a un sabor más amargo pero agradable. Es una cerveza ideal para acompañar mariscos y quesos suaves y cremosos.

Origen e Historia de la Cerveza Alemana

La cerveza alemana es parte de una tradición antigua, la cual data a 1645 según algunos historiadores, y es que al parecer la Mer era la bebida típica de las tribus, un tradicional brebaje fermentado conocido como néctar divino.

Los Alemanes utilizaron hierbas aromáticas y plantas del campo, antes de conocer el lúpulo, logrando así una cerveza más ligera y de poca duración, lo que no la hacia apta para transportarla. Durante el siglo XII el rey Juan Primus, conocido como Gambrinus, combatió el hambre en su reino gracias al cultivo de la cebada, lo que dio un gran impulso a la fabricación de la cerveza en la región.

Una tradición que se mantiene a través del tiempo

Para la Edad Media, Alemania contaba con más de 500 productores y comercializadores de cerveza, lo que la convirtió en la bebida más utilizada dentro del país ya que el consumo de vino se prohibía durante la cuaresma.

En 1516 una ley promulgada por Guillermo IV, llamada Ley de Pureza dictaminó que la cerveza  se podía producir únicamente con cebada malteada, levadura, lúpulo y agua, y esta ley se extendió luego a todo el imperio alemán en 1906.

La ley fue implementada al verse que usar algunas hierbas era peligroso, al mismo tiempo se buscaba vetar el uso del trigo, cereal que también puede ser malteado, y es que los gobernantes querían que la cosecha de trigo se utilizara para hacer pan con el cual se alimentaría a la población.

En la actualidad la ley prevé excepciones para las llamadas cervezas especiales, que pueden incluir especias o frutas, pero no permite en ningún caso que haya aromas, colorantes, estabilizadores, enzimas, emulsionantes ni sustancias conservantes, que la norma europea sí autoriza en varios casos.

Por consiguiente, Alemania mantuvo su producción de cerveza como estandarte y hoy en día sigue siendo un gran país consumidor de cerveza y gracias a sus conocidas industrias cerveceras podemos disfrutar de este delicioso líquido a lo largo del mundo, demostrando con su variedad y sabor por qué son una nación con tan importante tradición.