Con qué se acompaña un Vino (Tinto, blanco, rosado y espumoso)

El vino es una bebida por excelencia que consigue captar la atención de jóvenes y adultos que consiguen acompañar sus grandes momentos con este delicioso caldo, y saber con qué se acompaña un vino tinto, blanco, rosado o espumoso se convierte en un tema de interés.

No es sencillo el tema del maridaje, ya que podemos cometer errores que transforman el sabor de nuestros alimentos e incluso de nuestro caldo preferido, ocasionando un verdadero desastre que en lugar de hacernos disfrutar nos provocará un gran disgusto.

Saber con qué se acompaña un vino es una ventaja que nos ayudará a potenciar nuestros platos, y conseguiremos sorprenderlos a todos gracias a nuestra atinada selección.

Acompáñanos a descubir con qué se acompaña un vino y así tener éxito en la mesa.

¿Con qué se acompaña el vino tinto?

El vino tinto es un caldo muy versátil, es por ello que saber con qué se acompaña un vino resulta muy importante ya que de esta manera potenciaremos nuestras comidas y conseguiremos sacar lo mejor de él.

Carnes, quesos, pastas carnes blancas y hasta postres se combinan de forma perfecta con el vino tinto para llenar de sabor nuestro paladar, veamos a continuación con qué se acompaña el vino tinto.

Quesos Curados

El queso curado se caracteriza por ser un alimento con sabores intensos por lo que al combinarlo con el vino tinto conseguirás la dupla perfecta.

  • Queso Roquefort: El vino tinto se acompaña muy bien con vinos con estructuras fuertes ya que de esta manera se equilibran los sabores
  • Queso Manchego o Provolone: Este tipo de quesos combina de forma perfecta con vinos Cabernet, ya que se potencian los sabores dejando una estela de equilibrio en el paladar.
  • Queso Parmesano: Este queso combina muy bien con cualquier vino tinto
  • Queso Chedar: Gracias a su sabor intenso un Merlot consigue darle el punto de equilibrio perfecto que derrite paladares.

Embutidos

Los embutidos tienen la particularidad de combinar perfectamente con el vino tinto, su variedad consigue sacar lo mejor de cada uno de ellos dejando a su paso una sensación deliciosa que equilibra las grasas y potencia los sabores.

  • Jamón Serrano: Un acompañante perfecto para combinar cualquier vino tinto, ya que se fusionan en el paladar dejando una agradable sensación.
  • Lomo Embuchado: Deliciosa fusión de sabores que te robará el aliento gracias a su equilibrio.
  • Salami: Una deliciosa combinación que potencia las propiedades de cada uno para darle paso a una agradable sensación.
  • Salchichón: Su sabor se potencia gracias a la grata compañía de un buen vino tinto.

Carnes Rojas

La carne roja es sin lugar a dudas uno de los alimentos que mejor se acompaña con el vino tinto, sus cualidades permiten sacar lo mejor de la carne bien sea a la parrilla, picantes, asadas o frita.

  • Carnes a la parrilla: La carne a la parrilla tiene particularidades al momento de su preparación, por lo que acompañarlo con un vino tinto de cuerpo medio o intenso estructurado como: Merlot, Malbec, Syrah, Carménère, Pinot Noir, entre otros.
  • Carne de caza: La carne de caza es otro plato que se acompaña de forma perfecta con el vino tinto intenso y estructurado como el Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Bordeaux, entre otros, gracias a sus cualidades organolépticas.
  • Carnes asadas: Una combinación perfecta llena de sabor y equilibrio que potencia las cualidades de la carne, por lo que un Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah será un acompañante perfecto.

Carnes Blancas

Por lo general las carnes blancas se acompañan con otros vinos, pero el tinto puede ser una increíble opción con la que derretirás tu paladar.

  • Pollo: El vino tinto afrutado puede ser un gran acompañante para el pollo con salsas picantes ya que se equilibran dejando una estela de sabor, por lo que un malbec joven puede ser la mejor opción.
  • Cerdo: Asado o a la parrilla puede acompañarse con vino tinto liviano como un Pinot Noir.
  • Ternera: Un acompañante de primera línea que se combina de forma genial como vinos tintos de cuerpo medio.

Pescados y mariscos

No es lo habitual, sin embargo, el vino tinto va muy bien con pescados y mariscos a la plancha ya que sus sabores potencias las bondades de estos alimentos salidos del mar, por lo que vinos tintos livianos y frescos como Beaujolais, Pinot Noir o Sangiovese conseguirán captar tu atención.

Pastas

Las pastas son una de las comidas favoritas de todos, ella consigue con su versatilidad robarle el aliento a jóvenes y adultos, es por ello, que el vino tinto puede acompañar de forma perfecta este delicioso alimento.

  • Pastas con salsas rojas: Una combinación perfecta llena de sabor que consigue potenciar las cualidades del vino y de los ingredientes de las salsas, es por ello que vinos tintos afrutados, livianos o de cuerpo medio como Pinot Noir, Sangiovese, Merlot joven, Malbec joven, Carménère, Tempranillo, entre otros será una elección acertada.

Chocolate

El chocolate es una delicia que gusta a miles de personas, su estilo, sabor y textura no pasan desapercibido para nadie, por lo que el vino tinto consigue darle un punto de equilibrio perfecto que potencia sus cualidades, así que, si eres una amante del chocolate, los vinos tintos dulces o secos son una buena idea.

Vino blanco ¿Con qué se acompaña?

El vino blanco es un caldo delicado, fresco y lleno de sabores sutiles que consiguen robarle suspiros a todo el que lo prueba, además su fascinante escala aromática envuelve el lugar alegrando el momento, es por ello que saber con qué se acompaña un vino es ideal para potenciar sus cualidades.

Arroz

El arroz es una comida ideal para compartir con los amigos, es por ello que un buen arroz con mariscos, aves, risottos, o arroces melosos se combinan de forma perfecta con cualquier vino blanco.

Aperitivos

Los aperitivos siempre son bienvenidos y son el abreboca perfecto para acompañar un buen vino blanco, y es que sus aromas y su sabor delicado consigue darle frescura al combinarse con cualquier tipo de aperitivo, por lo que un Sauvignon Blanc, Pinot Grigio, Chardonnay fresco es la opción perfecta.

Ensaladas y Vegetales

Las ensaladas son frescas, ligeras y siempre van muy bien acompañadas de los vinos blancos ligeros y afrutados como Sauvignon Blanc, Pinot Grigio, Chardonnay fresco, Chablis, Bordeaux Blanco, entre otros.

Los vegetales a la plancha o al grill también consiguen el equilibrio perfecto al momento de acompañarse con un buen vino blanco.

Pescados y Mariscos

Los alimentos frutos de mar siempre son una combinación perfecta al combinarse con el vino blanco y es que este caldo delicado consigue sacar lo mejor de ellos potenciando sus cualidades y propiedades.

Entrada Relacionada
  • Pescados a la plancha: Una combinación delicada y que conseguirá potenciar los sabores,
  • Mariscos: Cualquier tipo de marisco va de la mano de un buen vino blanco, sus aromas, sabor y frescura le dan el punto perfecto a la comida, por lo que un blanco fresco y liviano como el Sauvignon Blanc, Pinot Grigio, Chardonnay fresco, Chablis o Bordeaux Blanco es ideal.

Sushi

El suhi es un plato que tiene un gran número de seguidores, su variedad y su estilo sofisticado logra robarles el aliento a muchas personas, por lo que se acompaña muy bien con vinos blancos frescos y livianos como el Sauvignon Blanc, Pinot Grigio, Chardonnay fresco, entre otros.

Carnes Blancas

Las carnes blancas maridan por excelencia con el vino blanco, y es que tiene la particularidad de potenciar las bondades de esta delicia.

  • Pollo: A la plancha, al grill o en salsa es una opción perfecta al momento de combinarse con el vino blanco
  • Cerdo: Una combinación llena de sabor que no podrás dejar de disfrutar
  • Pavo: El vino blanco es el acompañante perfecto que equilibra la textura y sabor del pavo potenciando así sus cualidades culinarias.

Comida Asiática

La comida asiática es bien especiada y con toques picantes que se complementan de forma deliciosa si acompañan con una buena copa de vino blanco aromático como el Torrontes, Viognier, Riesling, Gewurztraminer, algunos Sauvignon Blanc y Chardonnay.

Pastas

La pasta, una comida que consigue sacarle sonrisas a miles de amantes del arte culinario italiano, por lo que aquellos platos elaborados con salsas blancas se llevan muy bien de la mano de vinos blancos de cuerpo medio o intensos como Bordeaux Blanco, Chardonnay o Viognier.

Quesos

Los quesos frescos como el mozarella, ricota o cottage son acompañantes perfectos para disfrutar con un buen vino blanco fresco, ya que potencia sus cualidades y fortalece su sabor.

¿Con qué se acompaña el Vino Rosado?

El vino rosado se caracteriza por ser un caldo fresco, sutil y delicado, lo que lo convierte en una bebida perfecta para acompañar cualquier momento del día, pero veamos con qué se acompaña un vino rosado y así tener éxito.

Ensaladas

El vino rosado acompaña muy bien cualquier tipo de ensalada, su frescura, sabor y aroma se equilibra de forma perfecta al igual que con aquellos platos elaborados a base de vegetales, por lo que es una opción perfecta.

Antipastos

El antipasto es un tipo de aperitivo que puede servirse frío o caliente y que incluye una gran diversidad de ingredientes que se combinan para darle paso a una delicia, por lo que suele estar muy bien acompañado del vino rosado.

Pescados

Los pescados son alimentos que combinan muy bien con el vino rosado, su frescura delicadeza y sabor le dan el toque perfecto que alegrará tu paladar.

  • Pescado a la plancha: Una opción delicada y muy agradable que llenará de sabor tu vida
  • Mariscos: Un acompañante sutil que consigue sacar lo mejor del vino rosado.

Quesos

Los quesos suaves suelen ser una buena compañía para el vino rosado, ambos tienen un sabor delicado que se fusiona de forma perfecta.

Postres

Los postres suelen ir muy bien con el vino rosado ya que él le da el punto de equilibrio para disfrutar de todo su sabor, frutas, chocolates, mousse, tortas o gelatinas te dejarán sorprendido.

¿Con qué se acompaña el Vino Espumoso?

El vino espumoso es sinónimo de festejo, celebración y alegría, su frescura y efecto carbónico consigue llamar la atención de miles de personas que prefieren su estilo, veamos con qué se acompaña el vino espumoso.

Arroz

El arroz resulta ser uno de los mejores platos para aocmpañar un vino espumante y es que potencia cada uno de los ingredientes que engloban el plato, por lo que un Brut Nature o Extra Brut será la opción perfecta.

Mariscos

El vino espumante consigue potenciar los sabores y aromas del marisco por lo que se complementan de forma perfecta, y un Brut Nature, Reserva o Gran Reserva será el cómplice ideal.

Pescados

El vino espumoso resulta ser la combinación perfecta para acompañar pescados azules o más grasos ya que el efecto del carbónico compensa la sensación grasa del mismo, por lo que un Brut Nature, Reserva y Gran Reserva son ideales.

Carnes

El vino espumoso puede acompañar aves y carnes blancas ya que consigue destacar la armonía de cada uno, se recomienda para platos elaborados con ellos el Brut Nature, Reserva y Gran Reserva

Pastas

La pasta combina muy bien con cualquier tipo de vino y el espumoso no es la excepción, por lo que cualquiera puede acompañar muy bien nuestro plato de pasta preferido, bien sea en salsa blanca o en salsa roja.

Postres

El postre suele combinar muy bien con un vno espumoso, por lo que un Brut Nature conseguirá el equilibrio perfecto para aquellos que utilizan frutas secas o sabores más ligeros.

Esta nota fue actualizada el 17 julio, 2020