Vino Carménere: Exquisito tinto de origen chileno

50 años hace

¿Conoces de donde proviene el vino Carménere? hablar del vino Carménere es trasladarse a Chile y a su amplia y poderosa industria vitivinícola. Este vino es reconocido mundialmente porque se desarrolla bajo condiciones insuperables que lo hacen único en aroma, sabor y textura.

Es de fácil combinación con comidas y aperitivos, debido a que su acidez es muy baja. Representa una de los vinos más cotizados en Chile porque es una variedad diferente, exclusiva y sencilla; es de hermoso color y produce una explosión de sabores en el paladar.

Es reconocido mundialmente como el rey de los tintos y es una apuesta única para el lugar donde es destinado a ser distribuido y comercializado.

Por eso, donde quiera que vayas y tengas la oportunidad, no dudes en degustar, sentir y hasta soñar con este exquisito vino que es prometedor y que poco a poco, con el esfuerzo de muchos, ha llegado al éxito.

¿Qué es el vino Carménere?

Es un vino tinto varietal, ya que el 80 % de sus ingredientes es a base de la uva principal, es fresco y joven; debido a que su fabricación es relativamente reciente. Su elaboración proviene del Valle central de Chile.

Posee un poderoso color rojo intenso con  toques violetas que resultan fascinantes; desprende un aroma que refleja los frutos del bosque, las trufas y las violetas. Su nombre proviene de la palabra francesa carmín, como referencia del color que posee la hoja de este fruto y que el mismo desprende al momento de ser preocesado.

La industria chilena destaca de este vino, que es intenso, rico y armonioso, las especias y las combinaciones que por su alto contenido de pirazina, le dan un sabor a pimentón rojo.

Es un vino fresco, suave y con una armonía que se fusiona muy bien con la cocina árabe, china, india, peruana; por ello resulta versátil servirlo y disfrutarlo en cualquier ocasión.

Origen e historia del vino Carménere

La uva Carménere es una variación muy antigua de Europa, específicamente Francia. Se dice que es hermana del Carbernet, por la que ésta en la antecesora de otras variedades conocidas, tales como, el merlot, la malbec, etc.

Existen muchos mitos alrededor de este fruto desde su desaparición en tierras europeas; se dice que esta vid proviene de la antigua Roma bajo el nombre de biturica, pero que su origen proviene de España y Portugal. Sin embargo, no es muy común que se vea este fruto en Francia, donde por mucho tiempo se creyó extinto.

En 1850 llegó a Chile, donde fue confundida y mezclada por más de 140 años con La Merlot y tratado, procesado y distribuido como tal. Para 1994, los franceses Jean Michel Boursiquot y Claude Valet, profesores de la universidad de Montpellier, luego de recorrer los viñedos del país y estudiarlos minuciosamente.

El vino Carmenere, proviene de suelos chilenos.

Determinaron que en ellos había presencia de Carménere, de esta manera, se pudo redescubrir que no estaba extinto, sino que había cambiado a un mejor lugar, en los valles chilenos, donde las altas temperaturas y los suelos arcillosos retienen agua lo que es muy bueno  para este fruto que suele deshidratarse con facilidad.

Hoy día, Chile es el país con más de 8 hectáreas plantadas y reconocidas, bajo supervisión de los sommelier, con Carménere, que le ha dado un elemento diferenciador a esta industria. Todo esto ha sido mejorado y evolucionado, ya que el principio su sabor era inmaduro y su aspecto verde.

Actualmente, es tratado con  sumo cuidado ya que una sobremaduración haría que el fruto pierda su esencia que es de sabor especial y sencillo.

Características del vino Carménere

Los vinos elaborados con esta variedad de la uva son de un color rojo casi carmín, con aromas muy expresivos a cerezas negras, frambuesas ciruelas, moras y pimentón rojo maduro. Por estar envejecidos en barricas de roble, contienen unos aromas especiados que le dan gran variedad según el tiempo de añejado.

En el paladar es intenso, con una acidez mínima, ya que su genética no la posee; es potente, firme y sólido, es dulzón, con sabor a frutos negros maduros y cálidos.

Otras de sus características es que es un fruto con una película dura, lo que le permite una maduración lenta que la hace dependiente del follaje verde encima para su protección y desarrollo, lo que después se convierte en una hermosa fotografía porque las hojas se tornan en color carmín en las últimas semanas antes de ser recogido. De ser cosechada en climas cálidos el resultado del vino tendrá un alto nivel de alcohol con un bajo balance.

Color del vino Carménere

Este poderoso vino chileno como es el carmenere posee un color rojo intenso, que puede tornarse oscuro y profundo.

Sabor del vino Carménere

El vino carmenere destaca por su rico sabor suave al paladar que pasado unos segundos se perciben leves notas a ciruelas negras y especies, con un ligero sabor a roble americano tostado que te dejan una rica sensación en la boca.

Aroma del vino Carménere

El carmenere posee un delicioso aroma a frutas, tales como: ciruelas negras y grosellas maduras, junto a chocolate con notas a café y tostado.

Contenido de alcohol del vino Carménere

El vino, al ser una bebida fermentada, cuenta con una graduación alcohólica que oscila entre los 3,5 y los 15 grados.  Cuando el vino cuenta con un grado alcohólico mayor a los 8 grados se debe a su dificultad de maduración.

En el caso del Vino Carménere, su contenido alcohólico es de 13.5%,  por eso esta variedad  es  poco ácida y generalmente están muy bien considerados en mezclas.

Maridaje del vino Carménere

Por ser un vino rico en sabores, su maridaje es amplio. Entre ellas destaca  la comida peruana:

El Carménere es una excelente acompañante del Seco de Cordero (platillo tradicional peruano), donde la combinación de sabores verdes, del vino y el platillo, casan bien al ritmo especiado que posee este fruto.

El Seco, que pudiese contener res y albaroca, llevan a una explosión de sabores al mezclarse con el vino que también posee  tonos chocolate y taninos sedosos.

También es buen acompañante de unos Tallarines Verdes, tradicional pesto peruano, que por su textura cremosa y espesa, acompañado de queso fresco y su toque de picor proveniente de las nueces, el verdor de las albahacas o espinacas encima del bistec, junto a las papitas sancochadas a un lado, le dan un protagonismo mayor al Carménere; lo llena de carácter alegre, frutal con sabores y texturas incomparables.

Este tinto le queda bien a la cocina árabe, china, india ya que se expresa deliciosamente bien junto a carnes de caza, acompañada de salsas agridulces y berries. Entre los platos destacan la pechuga de pato asada, el ratatouille y el pollo Tikka Masala.

¿Cómo se toma el vino Carménere?

Aunque parezca tonto, la copa no solo sirve para beber,  sino que sirve como elemento de evaluación del tinto. Cualquier bebida cambia mucho según el recipiente donde se sirva. Por eso, cada vino tinto tiene su copa y forma de agarre.

Es preferible que las paredes de dicha copa se incoloras, sin tallado ni formas, más allá de la que el vino amerita. Debe evitarse cualquier contacto con las manos en ellas, ya que se podría transmitir su calor y olor al vino. La copa debe tomarse siempre por el tallo, que también varía según el vino.

Vino carmenere ¿como se toma de forma correcta?

El vino se aprecia mejor por el olfato, por eso este debe llenarse como máximo hasta la mitad de la copa, de esta manera se le da libertad al tinto de liberar su aroma cuando se le hacen movimientos rotatorios que oxigenan el líquido y permiten apreciar mejor su sabor y aroma.

En el caso del Vino Carménere debe ser servido en una copa de tulipa, tiene forma de tulipán, es más grande que la copa de los blancos para poder mover y oxigenar el vino.

Aperitivos para el vino Carménere

Entre los aperitivos que pueden degustarse con este vino tinto destacan: pancitos bordeados con aceite de oliva, tomates cherry o champiñones asados, láminas de jamón con aceituna son una excelente apuesta por su combinación perfecta, papas asadas acompañadas de salsa de ajonjolí o hojas de menta hacen que este tinto neutralice el picor de esta receta.

¿Cómo se elabora el vino Carménere?

El Carménere es una variedad muy tardía. Es la última en cosecharse en los viñedos chilenos. Los enólogos recogen el Carménere a finales de abril y a principios de mayo. Esta variedad necesita tiempo para madurar y lograr su perfecto equilibrio.

Los enólogos subrayan que el Carmenere exige mucha atención en la viña, pero sobre todo necesita condiciones climáticas y geológicas específicas, entre ellas buen equilibrio entre los días de sol y los de lluvia, suelos profundos, días cálidos y noches frías.

Si esta cepa no es monitoreada de muy cerca, produce vinos ásperos, con poca expresión frutal y ciertas notas de inmadurez o vegetativas.

¿Que se necesita para elabora un rico vino carmenere?

Su elaboración cumple con los pasos de cualquier vino tinto; la vendimia, proceso de cosecha. El despalillado, separación de la uva del racimo. El estrujado, se realiza con una máquina pisadora para conseguir que la piel de desprenda de la pulpa.

Maceración y fermentación alcohólica, se mantendrá a una temperatura acorde para que su proceso de maceración sea efectivo y adquiera, mediante la fermentación el color y textura ideal, así como su grado alcohólico que se determina por la levadura natural presente en el fruto.

El prensado, se realiza para extraer todo el líquido posible, rico en aromas y taninos. Fermentación  maloláctica, se usa para bajarle la acidez a la uva y su consumo pueda ser más agradable. La crianza, el líquido se hecha en barricas de roble para su envejecimiento y crecimiento.

El trasiego, cuando el vino es cambiado varias veces de recipiente para que su tostado, maceración, color, sabor y aroma lleguen al definitivo. La Clarificación, se sustraen todas aquellas impurezas que bota la uva. Por último, el embotellamiento, donde el tinto adquirirá el oxígeno que le dé la botella una vez puesto el corcho.

Características de la uva Carménere

La uva en sí es capaz de proveer un vino de calidad, pero para lograrlo se debe recortar los rendimientos de manera significativa: el follaje se debe controlar; si se cultiva en lugares que naturalmente le generen estrés a la planta es favorable, y se debe de cosechar cuando la maduración de azúcares, de sabores y compuestos fenólicos se encuentren en un punto óptimo.

Temperatura del vino Carménere

El vino carmenere es un tinto se sirve de 18° – 19°C. Aunque, en verano, es recomendable servirlo un poco más frío. El calor ambiental aumenta rápidamente la temperatura de los vinos en la copa, por lo tanto, al verter el vino un poco más frío, alcanzará su temperatura ideal de servicio en breves minutos.

Precio del vino Carménere

El precio del vino carmenere varía según región, año y presentación. Los mejores se posicionan en precios de $2.500 y $4.500.

Mejores marcas del vino Carménere

Aquí hay una lista de los 8 mejores vinos Carmenére en sus distintas presentaciones:

  1. Tocornal Carmenere
  2. Montgras State Carmenere
  3. Montgras Rva. Carmenere
  4. Gato Negro Carmenere
  5. Los Vascos Carmenere Grande Reserve
  6. Sta. Carolina Rva. De Familia Carmenere
  7. Clos Apalta
  8. Montes Purple Angel