¿Cuánto dura una botella de vino? Secretos y un poco más

El vino es una bebida con cualidades únicas, cada uno cuenta con características organolépticas específicas que los diferencian del resto, además evolucionan con el tiempo y saber cuánto dura una botella de vino resulta importante para todo buen amante de este fascinante caldo.

Las botellas de vino tienen un tiempo de vida óptimo, uno que les permite expresarse abiertamente mostrando todo su encanto, potencial y virtudes, pero si no se conoce cuánto dura una botella de vino en sí una vez abierta o completamente cerrada la experiencia puede terminar siendo negativa.

En esta ocasión descubriremos un poco más sobre este detalle que, aunque parezca insignificante, puede marcar un punto y parte en nuestra degustación, y es que una botella de vino tiempo un tiempo de vida.

¿Cuánto dura un vino?

Los vinos tienen un tiempo de vida biológico, es decir, ellos nacen, se desarrollan, llegan a un punto alto y luego mueren, por eso es importante conocer cuánto tiempo dura una botella de vino.

El vino podríamos decir entonces que tiene una curva de vida, su duración depende del tipo y de las características propias de los años.

Es por ello que existen vinos que son idóneos para ser consumidos durante unos meses luego de su elaboración y otros que pueden llegar a superar los 40 años.

Condiciones a tener en cuenta al consumir un vino

En todo caso existen algunas condiciones que se deben tener presente que evitan que un vino pierda sus cualidades antes de tiempo, y que determinan también cuánto dura una botella de vino, entre ellas podemos mencionar:

  • Temperatura: Un vino no acepta cambios bruscos de temperatura, si deseamos guardarlo en nuestra casa la temperatura del lugar elegido debe oscilar entre los 11º y los 14ºC, nunca deben estar expuestos a temperaturas mayores a 21ºC ni por debajo de los 10ºC.
  • Posición: La botella de vino siempre debe permanecer en posición horizontal o invertida, de esta forma se conservará de forma adecuada ya que el corcho permanece elástico y en contacto con el vino
  • Oscuridad: Las botellas de vino deben permanecer en un lugar en el que no haya incidencia de los rayos solares, ya que ellos hacen madurar al vino demasiado rápido y se echará a perder antes de lo previsto.

Si se tiene cuidado con respecto a su conservación podemos indicar que las botellas de vino pueden durar algunos años, pero veamos realmente cuánto dura una botella de vino:

Vinos jóvenes: Los vinos que no han tenido crianza, bien sean blancos, tintos, rosados o espumoso, se deben consumir preferiblemente en los siguientes 2 años a su embotellado.

Vinos blancos con crianza: Estos vinos pueden consumirse entre los 2 y 7 años luego de su embotellado para disfrutar de sus cualidades.

Vinos tintos con crianza: Este tipo de vino tienen su momento óptimo de consumo cuando tienen entre 5 y 10 años después de su elaboración.

Vinos tintos gran reserva y grandes reservas: Estos son los que mayor tiempo de maduración puede alcanzar, por lo que el momento óptimo de consumo puede extenderse hasta los 15 años.

Vinos espumosos: Este tipo de vino es el que con el tiempo pierde su gas carbónico, por lo que se recomienda consumir en el año de su elaboración con un tiempo máximo de dos años en buenas condiciones.

Vinos generosos: estos vinos por lo general varían según el tipo, por ejemplo, los vinos de Jerez,  fino y amontillado se recomienda un año, mientras que para el oloroso de 5 a 10 años y para el cream hasta 15 años.

Entrada Relacionada

Conocer cuánto dura una botella de vino nos permitirá poder disfrutar de forma correcta de las bondades organolépticas que posee este delicioso caldo que durante años ha cautivado a jóvenes y adultos.

¿Cuánto dura un vino abierto?

Es muy probable que hayas estado en casa y destaparas una botella de vino para compartir o simplemente degustarlo, pero, ¿Sabes cuánto dura una botella de vino abierta?, es posible que esta duda surgiera y no hayas podido darle respuesta, aquí te contamos cuando dura una botella de vino.

Al abrir nuestra botella de vino comienza una especie de cuenta atrás, es decir su tiempo de vida comienza a decaer.

Y es que desde el instante en el que quitamos el corcho de la botella comienza a oxigenarse y a liberar aromas, y es justo esta pequeña oxidación que da pie al envejecimiento del mismo.

¿Que debemos tener en cuenta al tener un vino abierto?

Sin embargo, con el paso del tiempo el contacto del vino con el oxígeno hace que vaya perdiendo algunas de sus cualidades por lo que podemos perder frescura, aromas y sabor, es por ello que debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Los vinos blancos aguantan alrededor de 3 días tapados con el corcho y en la nevera
  • Los vinos rosados son muy parecidos a los vinos blancos y aguantan aproximadamente 3 días en la nevera y tapados con su corcho.
  • Los vinos tintos jóvenes pueden durar hasta una semana tapados con su corcho mientras se encuentren en un lugar fresco y sin luz.
  • Los vinos tintos envejecidos como crianzas, reservas y grandes reservas, son caldos más sofisticados, por lo que pierden más rápidamente sus propiedades y duran cerca de 2 o 3 días en un lugar fresco y sin luz.
  • Los vinos dulces duran varias semanas.
  • Los vinos espumosos son los que menos duran una vez se han abierto, por lo que deben consumirse dentro de las 24 horas luego de su descorche.

Pero no todo es malo, una botella de vino abierta puede conservarse para darle un poco más de vida, para ello debemos evitar al máximo el proceso de oxidación.

Mantener nuestra botella de vino abierta en una nevera ralentiza su oxidación y mantenerla en posición horizontal permite que el corcho permanezca humedecido.

¿Cuánto dura un vino cerrado?

El vino tiene un tiempo de vida útil, un espacio en el que consigue su punto ideal para exponer ampliamente todas sus cualidades, propiedades y características, es por ello que mientras esté cerrada nuestra botella debemos conservarla el tiempo justo.

No es verdad que mientras más tiempo dure, mejor sean sus atributos, ya que con el paso del tiempo puede perder sus virtudes y tengamos entonces un caldo agrio, sin sabor y con aromas poco agradables.

¿Que debemos tener en cuenta al tener un vino cerrado?

La botella de vino debe permanecer el tiempo justo en resguardo y bajo condiciones óptimas de luz, temperatura y posición, no olvidando que la luz solar desvirtúa sus cualidades.

Los vinos jóvenes tintos, blancos, rosados o espumosos pueden perdurar cerradas hasta un tiempo de dos años, tiempo en el que se conservan de forma equilibrada sus cualidades.

Los vinos blancos de crianza pueden durar cerrados entre dos y siete años, mientras que los tintos de crianza pueden permanecer cerrados durante cinco a diez años, en cambio un vino de larga guarda puede permanecer hasta 20 años cerrado.

El vino es una bebida que consigue hacer delirar a miles de personas en todo el mundo quiénes en él consiguen darle al paladar un toque especial y sus aromas embriagan a su paso, pero saber su tiempo de vida es primordial para poder disfrutarlo plenamente.

Esta nota fue actualizada el 1 junio, 2020