Degustación de Vinos: La forma perfecta de apreciar su sabor

6 segundos hace

El vino es una de las bebidas preferidas en todo el mundo, su sabor, frescura y aromas consiguen hacer delirar a todo el que busca algo delicioso para acompañar su vida, pero saber cómo disfrutarlo a fondo tiene una metodología que algunos desconocen.

La degustación de vinos es una forma en la que nos compenetramos de forma sensorial con el caldo y que nos permite descubrir cada uno de los secretos que encierra en sí mismo.

Para hacer una degustación de vinos es necesario conocer realmente la forma de hacerlo ya que de esta forma conseguiremos descubrir cada una de las cualidades organolépticas que encierra para conseguir nuestra atención.

Acompáñanos a descubrir el fascinante mundo de la degustación de vinos y así entender mejor las cualidades generales de estos caldos de gran sabor.

¿Qué es una degustación de vinos?

Una degustación de vinos es un análisis sensorial que se realiza para descubrir las cualidades y propiedades organolépticas de nuestro caldo preferido.

Nuestro olfato, vista y gusto nos permiten hacer una composición a fondo de todo lo que hace posible un vino, por lo que al hacerlo podemos conocer características que otros desconocen por completo como la edad, la madurez, las condiciones de su fermentación, etc.

Cómo se debe degustar un vino paso a paso

Degustar un vino no es tarea sencilla, es un trabajo que permite conocer las bondades y desperfectos que puede tener nuestro caldo preferido, además no debemos solo quedarnos con un solo tipo y estilo, debemos degustar tantos vinos como sea posible.

La degustación de vinos se desarrolla en tres fases:

1.- Fase Visual

Se trata de la primera fase dentro de la degustación de vinos, una en la que se evaluarán las características del vino ante la vista como la claridad, el color, la fluidez y cualquier efervescencia que tenga, para ello se coloca el vino en la copa hasta llenar un tercio de ella.

La copa se sostiene por el pie y por el tallo y se levanta a la altura de los ojos para observar su contenido, y es justo aquí que podemos descubrir el tipo de vino que tenemos, así como otras características tales como:

Claridad

Lo primero que se analiza es la claridad del vino, para ello debemos asegurarnos que en el cristal no se encuentren presentes partículas suspendidas que puedan crear opacidad, por lo que se sujeta la copa y se lo coloca a contra la luz.

Si no hay partículas en suspensión se define como un vino claro pero si posee partículas en suspensión se denomina un vino opaco.

Color

Inclinamos la copa para poder identificar el color, matiz o tonalidad del vino que se va a degustar, esto nos permite saber qué tipo de vino es:

Tonalidades del vino tinto según su edad

  • Vinos jóvenes: Rubí o cereza
  • Vinos envejecidos: Granate o teja

Tonalidades del vino blanco según su edad

Entrada Relacionada
  • Vinos jóvenes: Amarillo pajizo o verdoso
  • Vinos envejecidos: Dorados

Tonalidades del vino rosado según su edad

  • Vinos jóvenes: Rosa pálido o fresa
  • Vinos envejecidos: Asalmonado

Fluidez

La fluidez permite observar la textura del vino, para ello los arcos y las lágrimas que se forman en la copa nos permiten descubrir el contenido de alcohol, si los arcos son muy densos tenemos un vino de mayor consistencia y si las lágrimas son densas más alcohol posee nuestro vino.

Es en esta fase que podemos definir el vino como:

  • Consistente: Estaremos frente a un vino consistente cuando este cae en el cristal de la copa de modo difícil de mover, haciendo arcos gruesos y regulares como es el caso de los vinos suaves.
  • Poco Consistente: Este vino cae por el cristal de forma ligera sin crear arcos definidos.
  • Viscoso: Estamos frente a un vino viscoso cuando cae de forma pesada en nuestra copa como es el caso de los vinos de postres o de mesa.

2.- Fase Olfativa

Esta fase dentro de la degustación de vinos es tal vez la más difícil de todas, ella revela las potencialidades del vino, pero también nos muestra sus defectos, para poder hacerlo debemos oler el vino con la copa en reposo, en nuestra primera aspiración captamos olores desagradables, como el corcho, la humedad y el azufre, pero también captamos los aromas y perfumes del vino.

Luego sostenemos la copa por el pie y hacemos girar el líquido dentro de la copa para que cree un vórtice y desprenda sus aromas leves, para ello respiramos el vino con inhalaciones para analizar los perfumes y aromas, así como su bouquet.

En nuestra fase olfativa podemos encontrar vinos con despliegues aromáticos distribuidos de la siguiente manera:

  • Florales
  • Herbáceos
  • Afrutasods
  • Picantes

3.- Fase Gustativa

Es el punto más delicado de nuestra degustación del vino, en ella el vino entra en contacto directo con nuestra boca, para ello la llenamos dejando que el contacto sea intenso, procedemos a escupir y si es necesario volvemos a repetir el proceso.

El paso del vino por la boca permite poder sentir la textura y apreciar a través del paladar el contenido de alcohol, astringencia y consistencia del caldo.

Por lo general existen cuatro sabores básicos en el vino, amargo, ácido, salado y dulce, los cuales podemos captar al momento de sentir en nuestro paladar el líquido, además es el punto en el que podemos descubrir su persistencia y calidad.

Tipos de degustación del vino

Existen algunos tipos de degustación del vino que nos permiten disfrutar plenamente de él y hacer comparaciones exhaustivas de cada una de las propiedades que lo conforman, es por ello que podemos nombrar los siguientes tipos de degustación del vino:

  1. Analítica: Tiene como función separar, ordenar e identificar las cualidades dominantes del vino, para ello se interpretan las sensaciones simultáneas que nos produce al momento de su paso por el paladar.
  2. Técnica: Tiene como objeto juzgar las cualidades comerciales de nuestro vino, para ello el caldo es sometido a una exhaustiva evaluación con la cual se llenará un formulario donde se describen sus propiedades y posibles fallos.
  3. Hedónica: Tiene como función disfrutar de forma inteligente el vino para ello se aprovechan las cualidades que presenta.
  4. Degustación vertical: Es aquella en la que se prueba el mismo vino, de la misma bodega, pero de cosechas o añadas diferentes.
  5. Degustación Horizontal: Se prueban diferentes vinos de la misma añada y de la misma denominación de origen, comparando las diferentes elaboraciones y las uvas empleadas.
  6. Degustación Ciega: Se prueban vinos sin información de procedencia y se describen sin ningún tipo de sugestión ya que se desconoce completamente la botella y la etiqueta.

¿Cómo es la copa de degustación del vino?

Cada vino posee una copa que permite poder apreciar de todo su potencial, sin embargo, al momento de degustarla se utiliza una copa exclusiva certificada además por normas internacionales que deja que se evalúen los diferentes caldos de la misma manera, esta copa es la AFNOR.

La copa AFNOR responde a las siglas de la Association Française de Normalisation, y su creación responde a la necesidad de estandarización del recipiente por excelencia para degustar un vino sin importar su estilo o tipo.

La copa AFNOR es de cristal con una capacidad de 215 cc y que además responde a la Norma Internacional ISO 3591-1977 de la Organización Internacional de la Viña y el Vino desde 2009.

La copa de degustación del vino AFNOR presenta las siguientes características:

  • Altura total de la copa de 155 mm (±5)
  • Altura del cáliz de 100 mm (±2)
  • Altura del tallo y la base de 55 mm (±3)
  • Diámetro del borde de 46 mm (±2)
  • Diámetro del horizonte del cáliz de 65 mm (±2)
  • Diámetro de la base de 65 mm (±5)
  • Capacidad total de la copa de 215 mm (±10)
  • Volumen de degustación de 50 ml
  • Grosor del cristal de 0,8 mm (±0,1)
  • Grosor del tallo: de9 mm (±1)
  • Elaborada en cristal transparente incoloro con un porcentaje de plomo de entre el 9 y el 12 %

Sus características permiten que pueda ser tomada sin tener que existir contacto entre la mano y cáliz y la hacen estable, sin embargo, para algunos expertos no es útil y piensan que la mejor copa para degustar el vino es la copa Oenologue.

La copa Oenologue según la opinión de algunos expertos resulta más atractiva, ya que posee mayor capacidad, una boca más grande y permite introducir mejor la nariz en ella al momento de su degustación.