Saltar al contenido
Inicio » ¿Dónde se inventó el vino? ¡Origen y evolución!

¿Dónde se inventó el vino? ¡Origen y evolución!

¿Quieres saber dónde se inventó el vino? Gracias a la fermentación alcohólica del mosto de la uva surge una bebida deliciosa que ha estado en el mundo desde hace miles de años y que cada vez consigue generar más seguidores, esta es nada más y nada menos que el vino.

El vino depende en gran medida de factores naturales como clima, altitud, latitud, temperatura, entre muchos otros que hacen posible que la producción de la vitis vinífera pueda adquirir ciertas características que dan pie a la elaboración de los diferentes caldos.

Pero, tal vez algunos no sepan donde se inventó el vino, que civilización hizo posible esta mágica bebida que no pasa de moda a pesar de las innovaciones y de las nuevas bebidas alcohólicas.

Es que, hablar de vino es remontarse a una época remota donde la civilización era muy distinta a la que tenemos hoy en día y en la que la contaminación ambiental y la industrialización no habían hecho de las suyas.

¿Dónde se inventó el vino?

Saber con exactitud dónde se inventó el vino, no resulta ser una tarea muy fácil de realizar, y es que no hay un registro como tal que hable de ello.

Sin embargo muchas culturas antiguas ya lo relacionaban en sus historias y lo hicieron parte de su día a día.

La palabra vino procede del latín vinum, que se cree que procede del griego oinos e incluso del sánscrito vêna, su origen se remonta a la era del Neolítico, hace más de 5000 a.C.

Hallazgos arqueológicos evidencian que tras haber hallado en el Monte Zagros entre Irán e Irak un vasija con restos de lo que parece ser crianza de vino aquí ya se conocía este delicioso caldo.

Otros sitúan el origen del vino en Chipre, Grecia, Palestina, Egipto, Roma, y en el Caucaso, hoy conocido como Georgia, por lo que descifrar quién inventó el vino resulta una búsqueda incansable dentro de la historia del mundo.

Origen del vino

Para algunos historiadores es justo en la Edad de Bronce, hace 3.000 a.C donde se inventó el vino, arqueólogos han encontrado indicios que fijan el origen de la primera cosecha de vino en Súmer, antigua Mesopotamia, ubicada en las fértiles tierras esparcidas por el Tigris y el Eúfrates en el Próximo Oriente.

Se cree que de Súmer llegó a Egipto donde a orillas del río Nilo comenzó el cultivo de las vides que darían paso a toda una actividad laboral e industrial de gran importancia para el país en torno a él.

Egipto y el vino

Los egipcios fermentaban el mosto de la uva en grandes vasijas de barro, y producían un vino tinto, por lo que poco a poco el vino se convirtió en símbolo del estatus social egipcio y era utilizado dentro de diferentes ritos religiosos y festividades paganas que forman parte de su cultura.

Es tanta su pasión por el vino, que los faraones al morir eran enterrados con vasijas de barro que contenían vino dentro.

En las pirámides se han encontrado diversos grabados que simbolizan el cultivo de la vid, la recolección de la misma así como la elaboración y disfrute del vino en fiestas y actos religiosos.

Todo parece indicar incluso que los egipcios fueron los que idearon las técnicas más innovadoras en cuanto a la elaboración del vino como es el prensado de las uvas, lo cual, según sus creencias, había sido posible gracias al rey dios Osiris.

Para los egipcios Osiris enseñó a la humanidad a cultivar la vid, cosechar y almacenar el jugo obtenido, mientras que su esposa Isis era responsable de proteger y cuidar todo el proceso en las primitivas bodegas creadas para tal fin.

Grecia y el vino

Así como los egipcios tienen grabados que hablan de su pasión por el vino, los griegos también parecen que elaboraban su propio caldo.

Uno un tanto aguado que era utilizado en ritos religiosos, funerarios y diferentes fiestas que incluían a todos los pobladores.

Dionisio el hijo de Zeus era para ellos la divinidad que según la mitología griega descubrió la viticultura y se dedicó a ello hasta que Hera lo hizo enloquecer y comenzaría a vagar por el mundo, pero luego sería curado de su locura y se dedicaría entonces a enseñar todo lo que conocía sobre el vino a donde llegaba.

Los griegos crearon recipientes de diferentes tamaños para el almacenamiento del vino, sus ánforas de gran tamaño se sellaban con resina de pino.

Mientras que sus cráteras eran de tamaño medio crearon también pequeños aoinojé y ritones.

Incluso el cultivo y producción del vino se llevó a cabo en diferentes regiones griegas como Rodas, Icaria, Quíos, Lesbos, Eritrea, Naxos, Taasos y de ahí se comenzó a exportar a países como Líbano o Palestina.

Roma y el vino

Pero los romanos también elaboraron vino 200 a.C. ellos influenciados según sus historias por el Dios Baco implementaron conocimiento tecnológico en lo referente al cultivo de la vid y elaboración del vino.

Ellos celebraban cada año la fiesta de la vendimia y el primer mosto era mezclado con miel y el resto se almacenaba para que fermentara en grandes tinajas de barro.

Los romanos apreciaban el vino blanco, para ellos era sinónimo de nobleza, riqueza, poder y lujo por lo que se dedicaron de lleno a la elaboración de caldos blancos para complacer sus gustos llevándolos incluso a guardar parte de la cosecha en ánforas durante 15 o 25 años para que el vino madurase.

De roma pasó a Francia, España y Alemania, países que adoptaron con gran facilidad el cultivo de las diferentes vides que llegaban influenciados por los romanos quiénes necesitaban elaborar vinos para alentar a sus tropas.

Pero determinar con exactitud dónde se inventó el vino no parece tener una respuesta obvia y es que a lo largo de la historia son muchas las culturas que lo mencionan en su historia.

Incluso lo hacen parte directa de su fuerza de trabajo y de su principal fuente de producción.

Georgia y el vino

Si nos trasladamos hacia Georgia, antigua nación situada en el Caucaso, en la encrucijada entre Europa y Asia junto al Mar Negro y cerca del Mar Caspio, nos toparemos con una historia que la ha convertido para muchos expertos como el lugar donde se inventó el vino.

Aquí existen hoy en día más de 525 tipos de uvas que hacen posible la producción de diferentes vinos que se erigen como un país que siente una gran pasión por la viticultura.

Con más de 8.000 años produciendo vino, Georgia ha sido considerada como el lugar de nacimiento del vino, sus climas y terrenos la han convertido en el lugar adecuados para el cultivo de todo tipo de uvas

Recientes descubrimientos de semillas de uva, pepitas fósiles de uvas cultivadas que datan a 8.000 años de antigüedad y restos de vides selladas dentro de vasijas de arcilla, dan fuerza a la posición del país caucásico como la cuna donde se inventó el vino.

Excavaciones geológicas realizadas en esta nación dieron como resultado la obtención de  herramientas de vinificación, como prensas de piedra y recipientes contenedores de vino elaborados de metal y de barro que datan del II y III a.C aproximadamente.

Por lo que para muchos la convierte en la cuna del vino para el mundo, además hoy en día siguen manteniendo una cultura vinícola de gran importancia tanto interna como externa ya que sus vinos son de gran calidad gracias a la influencia de sus climas.

Contenedores de vino elaborados de metal y de barro

Determinar históricamente donde se inventó el vino resulta toda una travesía a lo largo de la historia más antigua que nos lleva por todo el mundo y nos persuade para que formemos nuestra propia teoría sobre su nacimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.