¿Cómo hacer cerveza? Siendo un amateur

50 años hace

¿Sabes cómo hacer cerveza? Si eres de esos amantes de la cerveza y te has preguntado cómo se hace la cerveza aquí te diremos como es su proceso de elaboración, el cual puedes realizar desde tu casa y gozar de una bebida con sello personal que te refrescará y encantará.

La cerveza es una bebida alcohólica fermentada con un característico sabor amargo que fascina gracias a su peculiar sabor y su frescura natural, por lo que jóvenes y adultos prefieren casi siempre una buena rubia para acompañar sus tardes y sus comidas.

¿Cómo hacer cerveza? Sin ser un maestro cervecero

La cerveza es una bebida que ha logrado ir sumando seguidores día tras día, y es que no solo es una bebida refrescante y que puede acompañar cualquier ocasión, gracias a sus ingredientes potencia el buen funcionamiento del organismo y contribuye a evitar sufrir enfermedades degenerativas.

Pero aunque algunos sabemos mucho sobre esta deliciosa bebida, otros desconocemos como es su proceso de elaboración el cual es el responsable de que podamos disfrutar de su intenso sabor y su increíble espuma.

La cerveza se hace bajo un proceso de elaboración el cual es necesario para lograr el líquido rubio, negro, rojo o tostado que formará parte de la preferencia de cada uno de los seguidores de esta encantadora y versátil bebida.

Entonces te preguntarás ¿Cómo se hace la cerveza?, la cerveza se hace en cuatro grandes etapas con las cuales obtendremos el preciado líquido rubio, los cuales son:

  • Obtención de azúcar a partir del grano de cereal
  • Cocción del líquido azucarado
  • Fermentación
  • Carbonatación

¿Cuales son los ingredientes de la cerveza?

La cerveza es una bebida alcohólica que se elabora con ingredientes naturales cuyo proceso de maceración, fermentación y maduración logran dar como resultado un líquido que puede variar en cuanto a color, amargura o dulzura. A través de los años la cerveza se a encontrado entre la preferencia de muchas personas que buscan bebidas diferentes.

Ingredientes que definen la bebida

Los ingredientes de la cerveza pueden a su vez ser acompañados de otros que en menor proporción darán matices de sabores y aromas que las pueden hacer más o menos llamativas, todo dependiendo del paladar que las deguste. Los ingredientes principales de la cerveza son:

  • Agua
  • Malta
  • Lúpulo
  • Levadura

Estos cuatro ingredientes son los responsables de llenar de sabor y frescura a los amantes de la cerveza alrededor del mundo. Como ya sabemos los ingredientes principales de la cerveza son 4 y están conformados por agua, malta, lúpulo y levadura.

Agua

El agua es el principal ingredientes dentro de la elaboración de la cerveza, y es que cerca del 85% y el 95% de ella es agua, por ello podemos encontrar que en la cerveza existen minerales como el calcio, sulfatos y cloruro.

Cada uno de los minerales presentes en el agua ejercen un proceso importante, así bien podemos encontrar que el calcio es el encargado de aumentar la extracción de la malta y del lúpulo durante la maceración y la cocción disminuyendo así la turbidez en la cerveza.

Por otro lado el cobre, el manganeso y el zinc inhiben la floculación de las levaduras, mientras que los sulfatos refuerzan el amargor y la sequedad del lúpulo y los cloruros otorgan una textura más plena y refuerzan el dulzor de la cerveza.

El agua es la base fundamental de la cerveza por lo que su pureza debe ser plena para que no altere la composición de la misma y no se convierta en un factor que cambie las propiedades y calidad de este encantador líquido.

Malta

Para hacer cerveza se puede utilizar cualquier cereal, no está anclada su elaboración a un solo tipo de cereal, es decir, podemos utilizar cebada, trigo, avena, arroz, maíz o cualquier otro que queramos utilizar siempre y cuando esté malteado.

La malta es el producto que se obtiene a partir de la germinación de granos de cereal de manera controlada, a los que luego se les aplica un procedimiento de secado y tostado.

Es necesario utilizar cualquier cereal que sea malteado para que sus azúcares sean fermentables, siendo por lo general la malta de cebada el grano más utilizado en la cervecería occidental.

La malta se divide en tres categorías, las cuales son:

1.- Maltas  Base

Las maltas base son aquellas claras, poco horneadas y con gran poder enzimático, es decir, capacidad de convertir almidón en azúcares fermentables, que suelen formar entre el 85% y el 100% de la totalidad de la mezcla de granos al elaborar la cerveza.

Dentro de las maltas base más conocidas en el mundo podemos encontrar las maltas: Pilsner, Pale Ale, Munich y Vienna.

2.- Maltas Especiales

Las maltas especiales son aquellas muy horneadas, con poco o nada de poder enzimático y  van desde el color ámbar al negro. Por lo general estas maltas son usadas en pequeñas cantidades y buscan desarrollar colores, aromas y sabores específicos en la cerveza, dependiendo del estilo que se elabora.

Existe en la actualidad una gran variedad de maltas especiales, dentro de las que podemos encontrar las maltas negras, maltas chocolates, maltas tostadas, entre otras.

3.- Maltas Mixtas

Son las maltas que están más tostadas que las maltas base pero conservan propiedades enzimáticas suficientes, al menos para generar sus propios azúcares, de manera que pueden ser usados como base o como aditivos.

Dentro de esta categoría encontramos las maltas de color caramelo y ámbar conocidos en Inglaterra como maltas cristal y en Alemania como maltas caramelo.

Lúpulo

El lúpulo es un ingrediente indispensable a la hora de hacer cerveza, este particular componente proviene de las flores femeninas de la planta denominadas conos, donde residen las llamadas glándulas de lupulina.

La lupulina es una resina de color amarillento que se transforma durante el proceso de elaboración de la cerveza, aportando aromas, sabores y capacidades de conservación antibacterianas, ayudando también a estabilizar posteriormente el proceso de formación y retención de espuma de la cerveza.

El lúpulo denominado científicamente como Humulus Lupulus, es una planta de la familia de las cannabáceas oriunda de Europa, Asia Occidental y Norteamérica. Sus principales componentes tenemos:

  • Ácidos Alfa: Estos son los responsables del amargor de la cerveza y está conformada por un conjunto de resinas, principalmente humulona, cohumulona y adhumulona quiénes al hervir sufren un proceso de transformación denominado isomerización los cuales forman los compuestos amargos que son disueltos en la cerveza, denominados ácidos iso-alfa.
  • Ácidos Beta: Son resinas con bajo poder de amargor pero que oxidados generan sabores no deseados y astringencia en la cerveza y son conocidos bajo el nombre de lupulonas.
  • Aceites esenciales: Los aceites esenciales son los responsables de otorgar sabor y aroma a la cerveza, su cantidad y calidadvarían de acuerdo a la variedad de lúpulo y por lo general representan entre el 0,5% y el 3% de su masa total.
  • Taninos: Son los encargados de inhibir el crecimiento bacteriano, esta acción antibacteriana perdura en el tiempo ayudando a la conservación de la cerveza a la vez que favorece con el desarrollo saludable de la levadura durante la etapa de fermentación.

El lúpulo además de poseer componentes que la hacen especial y determinante dentro de la elaboración de la cerveza se clasifica en tres tipos, los cuales son:

1.- Lúpulo de Amargor

Estos lúpulos son ricos en ácidos alfa y se añaden al inicio de la cocción. Algunos de los más conocidos en esta categoría son los lúpulos Brewer’s Gold, Northern Brewer y Cascade.

2.- Lúpulo de Aroma

Son los que aportan mayor cantidad de elementos aromáticos y se añaden al final de la cocción, o después de la fermentación en un proceso denominado Dry Hopping. Algunos de los más reconocidos son el lúpulo checo Saaz, los alemanes Spalt y Tettnang, los ingleses Golding y Fuggles y los estadounidenses Cascade y Willamette.

3.- Lúpulo Mixto

Son aquellos que aportan características tanto de aroma como sabor a la cerveza de formas menos acentuadas. Es una categoría muy variable y podemos encontrar dentro de esta categoría los lúpulos alemanes Hersbrucker y Hallertau, así como sus derivados botánicos.

Levadura

La mayoría de los estilos de cerveza se hacen usando una de las dos especies unicelulares de microorganismos del tipo Saccharomyces comúnmente conocido como levadura, el cual es un hongo que consume azúcar y produce alcohol y anhídrido carbónico.

La levadura es un hongo unicelular que se reproduce asexuadamente por gemación, un proceso en donde su estructura desarrolla una yema o protuberancia que luego se convierte en un nuevo individuo.

Existen dos tipos de levadura que definen los dos grandes grupos de cervezas, los cuales son:

1.- Levadura de Fementación Alta (ALE)

Esta levadura es la que se encuentra normalmente en la naturaleza y recibe el nombre de Saccharomyces cerevisiae. Trabaja a temperaturas de entre 12°C y 24°C, situándose en la superficie del mosto durante la fermentación, motivo por el cual es denominada levadura de fermentación alta.

2.- Levadura de Fermentación Baja (LAGER)

Esta levadura pertenece a la especie Saccharomyces uvarum, y trabajan a temperaturas de entre 7°C y 13 °C y se posicionan en el fondo del mosto durante la fermentación, motivo por el cual se denomina levadura de fermentación baja.

Elaboración de la cerveza paso a paso

Hacer cerveza tiene una metodología que permite obtener como resultado final una bebida alcohólica fresca y con características particulares, pero ¿Sabes cuáles son los pasos que debes seguir para ello?, para responder esta interrogante te daremos los pasos que debes seguir para poder elaborar cerveza y no sucumbir en el intento.

Malteado

Es lo principal que se debe realizar y es cuando los granos de cereal, por lo general de trigo o cebada, se sumergen en agua para que comiencen a germinar y secarse con aire caliente poco después. El proceso de malteado consta de tres etapas básicas, las cuales son:

  1. Germinación: Consiste en inducir el brote de los granos de cereal para permitir la activación de las enzimas que convertirán el almidón en azúcares fermentables o enzimas amilolíticas y constituye la primera etapa dentro de la elaboración de la cerveza.
  2. Secado: Consiste en detener la germinación eliminando el agua que contienen las semillas empleando calor. La temperatura de secado no debe sobrepasar los 60ºC para no destruir las enzimas amilolíticas.
  3. Tostado: Consiste en hornear la malta a temperaturas ascendentes y progresivas para producir maltas con diferentes grados de caramelización.

Molienda y Maceración

El cereal se muele y se mezcla con agua caliente a una temperatura estable determinada durante un tiempo específico, esto con el objetivo de lograr que las enzimas de la malta actúen sobre los cereales y adjuntos no malteados transformando su almidón en azúcares fermentables.

La maceración puede ser realizada de dos maneras diferentes, las cuales son:

  1. Maceración Simple: La mezcla es sometida a un rango de temperatura estable. Ésta debe ser mantenida entre los 65°C y los 68ºC durante una hora, luego se retira el grano sobrante y se obtiene el líquido azucarado llamado mosto.
  2. Maceración Escalonada: Consiste en someter la mezcla de granos a diversos rangos de temperaturas específicos para activar así enzimas de manera selectiva.

Cocción

Durante este proceso se esteriliza el mosto, se acentúa el color y  se coagulan las proteínas, lo cual favorece la obtención de una cerveza más transparente. Es en este proceso cuando es agregado el lúpulo, el cual otorgará entre otros factores un contrapunto de amargor al líquido azucarado y a la cerveza resultante.

Para que la ccocción sea correcta el mosto debe ser mantenido en ebullición durante 60 a 90 minutos dependiendo del estilo de cerveza y los ingredientes utilizados para la misma. Finalizada la cocción, se tiene un líquido a 100ºC que debe ser llevado a una temperatura entre 25°C y 30ºC  lo que hará que las levaduras puedan actuar y evitar el desarrollo de microorganismos contaminantes y permitir una mejor coagulación de las proteínas que pueden causar turbidez.

Fermentación

El resultado de la cocción pasa al fermentador, donde se añade la levadura. Sus enzimas transforman los azúcares de mosto en alcohol y marcan el perfil de la cerveza. Si la fermentación se produce a alta temperatura dará como resultado una cerveza de tipo Ale, y si se produce a baja temperatura obtendremos una cerveza de tipo Lager.

Durante la fermentación se desarrollan algunas reacciones las cuales podemos entender como:

  1. Inoculación o siembra: Está integrada por dos técnicas básicas las cuales son inoculación directa y mediante la preparación de un starter de levadura. La inoculación directa consiste en agregar la levadura, granulada o líquida, directamente al mosto, mientras que el starter de levadura es definido como un pequeño cultivo de levaduras que el cervecero utiliza para comenzar una serie de réplicas seriadas hasta alcanzar el número adecuado de células necesarias.
  2. Fermentación primaria: La fermentación primaria es el proceso que lleva a cabo la levadura los días sub siguientes a la inoculación. Durante este proceso la mayoría de los azúcares son transformados en alcohol y Dióxido de Carbono. Se caracteriza por una gran turbulencia y un profuso burbujeo.
  3. Fermentación secundaria: La fermentación secundaria transcurre luego de culminada la agitación de los primeros días. Es realizada en un equipo fermentador secundario una vez se ha extraído parte del poso de levaduras mediante decantación.
  4. Atenuación: Tiene el objetivo de medir el decrecimiento del azúcar durante la fermentación.
  5. Clarificación: Es el proceso con el cuual se busca eliminar la turbidez no deseada la cual suele derivarse de tres causas principales que son:
  • Presencia de materia vegetal y levaduras empleadas normalmente en el proceso de fabricación.
  • Condensación de ciertas proteínas por acción del frío, fenómeno conocido como chill haze.
  • Desarrollo de levaduras y bacterias contaminantes.

Maduración

Es la fase en la cual el líquido resultante se mantiene un tiempo dentro de un tanque de maduración donde reposa en frío para que el sabor y los aromas logrados durante el proceso se estabilicen y el producto final mantenga el carácter deseado por el cervecero.

Embotellado

Una vez lista la cerveza se procede a su embotellado el cual se puede realizar en diferentes formatos para su consumo, por lo general se utiliza la botella de vidrio oscura y la tapa tipo corona.

Con estos pasos se obtiene una cerveza que cumple con los stándares de calidad requeridos y que podrás disfrutar en compañía de amigos y familiares. Así mismo te daremos algunas recetas que puedes utilizar para incursionar dentro del mundo de la cervecería.

+3 Recetas de cerveza que no puedes dejar de probar

Existen variada recetas de cerveza que puedes elaborar y con las que disfrutarás gracias a su delicioso sabor y fresco aroma y que además permitirá que puedas desarrollarte dentro del arte de la elaboración de la cerveza artesanal. Por ello te daremos 3 recetas que no puedes dejar de probar y que te encantarán.

Cerveza India Pale Ale

Es una cerveza caracterizada por poseer un sabor amargo intenso generado por el lúpulo, y que cuenta con un alto contenido alcohólico, que la hacen fuerte y robusta. esta particular cerveza posee un encantador color dorado con destellos cobre la cual está acompañada de una espuma espesa y densa. Su aroma intenso con notas florales, cítricas y espacias le dan el toque perfecto para compañar su fuerte sabor amargo.

Ingredientes

¿Cuáles son los ingredientes de una IPA?

  • 5,5 kg de malta pálida
  • 250 gr. de malta cristal
  • 22 gramos de lúpulo cascade (90 minutos)
  • 22 gramos de lúpulo cascade (60 minutos)
  • 20 gramos de lúpulo cascade (10 minutos)
  • 20 gramos de lúpulo cascade (5 minutos)
  • Levadura tipo ALE

Modo de preparación

  1. Macerar los granos a 65°C durante 90 minutos
  2. Hervir el mosto durante 90 minutos
  3. Fermentar bajo la técnica primaria por 7 días a 20°C
  4. Fermentación secundaria por 7 días a 20°C
  5. Maduración en botella durante 7 días a 5°C

Nota: Es importante que antes de embotellar se coloque la mezcla dentro de un recipiente junto con la dixtrosa diluida (120 gr) en un poco de agua con 1 cucharada de café de gelatina.

Cerveza Porter

es una cerveza oscura perteneciente al estilo ALE que tiene un profundo carácter a malta tostada y un fuerte sabor amargo originado por el lúpulo. Su color va del marrón rojizo oscuro al negro, su sabor puede variar captándose desde sutiles notas de maltas oscuras hasta toques ahumados que le dan un sabior perfecto y llamativo.

Ingredientes

¿Cuáles son los ingredientes de la Porter para 22 litros?

  • 5 kg de malta base
  • 700 gr de malta caramelo
  • 150 gr de malta chocolate
  • 150 gr de malta negra
  • 300 gr de avena arrollada
  • Levadura de alta atenuación, Notthingam
  • 2,5 litros de agua por kilo de preparación a 67 grados
  • 20 gr de lúpulo Cascade
  • 14 gr de lúpulo Kent Golding (30 minutos)
  • 6 gr de lúpulo Kent Golding (60 minutos)

Modo de preparación

  1. Macerar a temperatura alta 70°C
  2. Hervir el mosto 1 hora
  3. Fermentar durante 8 días a 20°C
  4. Madurar durante 7 días a una temperatura de 5°C

Kolsch

Es una cerveza de stilo alemán que presenta un bonito color dorado pálido a suave la cual está acompañada de una delicada espuma no persistente. Su aroma es agradable con sutiles notas a frutas que la hacen fresca y que además acompañan un sabor suave que se ve equilibrado entre el amargo generado ‘por el lúpulo y su afrutado toque.

Ingredientes

¿Qué ingredientes lleva una Kolsch para 20 litros?

  • 3,5 kg de malta pilsen
  • 700 gr de malta trigo claro
  • 200 gr de malta carapils
  • 30 gr de lúpulo Tettnager al inicio del hervor
  • 20 gr de lúpulo Tettnager a los 45 minutos del hervor
  • 15 gr de lúpulo Tettnager a los 55 minutos del hervor
  • Levadura wyeast 2565 kölsch o Safale 05 hidratada 30 minutos antes

Modo de preparación

  1. Maceración simple del grano a 65°C durante 60 minutos
  2. Hervir el mosto durante 60 minutos
  3. Clarificar con irish moss 15 minutos antes del final de cocción
  4. Fermentación durante 7 días a 18ºC
  5. Clarificado y maduración de 3 a4 semanas a 4ºC
  6. Embotellado

Existen diversas recetas que pueden hacer de tu incursión por el mundo de la elaboación de la cerveza una apuesta acertada y segura, sin embargo cada cervecero puede añadir ingredientes que sirvan para darle otros aromas y potenciar los sabores sin que esto altere realmente la base principal que es la que define a la cerveza.