Aguardiente (Origen, tipos y más)

¿Te gusta el aguardiente y quieres conocer todo sobre él? El aguardiente forma parte de los licores destilados más famosos del mundo, desde miles de años acompaña la vida de quiénes prefieren disfrutar cualquier eventualidad con su sabor.

El aguardiente incluso es parte de la cultura gastronómica de algunas naciones que hacen de él todo un elixir y que se mantiene arraigado siendo parte de su idiosincrasia.

¿Qué es el Aguardiente?

El aguardiente es una bebida alcohólica proveniente de la fermentación de una materia prima, cuyos sabores y aromas son originados gracias a la destilación, además proviene de multitud de ingredientes ricos en sacarosa, un elemento esencial dentro de su elaboración.

Origen del Aguardiente

Desde la antigüedad se conoce el arte de la destilación, y es que se utilizaba para la elaboración de perfumes, se dice que fue llevado de la mano de los árabes a toda Europa, y es que todo parece indicar que fueron ellos los responsables de su difusión.

Las referencias indican que se extendió por Persia, Siria, Egipto y Sicilia durante la época de Alejandro Magno, rey de Macedonia, durante la conquista y organización del Imperio Persa.

La expansión de sus dominios abrió canales comerciales que facilitaron la influencia de artículos, especies y costumbres propias entre Asia Meridional, sur y sudeste de Europa, así como con el norte de África.

El origen del aguardiente en Europa se desarrolla en Italia durante el siglo XIII, cuando un grupo de científicos buscando un eligir que asegurase la vida eterna determinaron que este podría extraerse del vino.

Esto dio paso a la destilación, lo cual dio origen a su vez al agua de la vida, y a medida que el arte de la destilación se propagaba por toda Europa Medieval, el agua de la vida se iba posicionando dentro de cada país.

Para muchos esta bebida rica en alcohol fungía como medicina para curar diversas patologías, y es que era considerado por muchos un líquido sanador por excelencia, por lo que desde siempre se ha destacado gracias a sus propiedades naturales.

Poco a poco el influjo de este licor fue propagándose por el mundo y absorbiendo diferentes culturas, las cuales iban imprimiendo en él sus propias características.

¿Cuántos grados de alcohol tiene el Aguardiente?

El aguardiente es una bebida alcohólica que no contienen proteínas, carbohidratos, grasas ni azúcares, además posee vitamina K, y su contenido alcohólico se encuentra ubicado entre 29% y 60%, lo que la convierte en un licor potente.

¿Cómo se hace el Aguardiente?

El aguardiente es una bebida de alta graduación alcohólica, la cual se obtiene gracias a la fermentación y luego destilación de frutas o cereales, incluso de la mezcla de ambos. En la actualidad se pueden distinguir dos estilos diferentes, el aguardiente simple y el aguardiente compuesto.

Una vez que se define de que se elaborará el licor se procede a fermentar la materia prima la cual permitirá obtener los azúcares naturales, luego se procede a la destilación del producto el cual se realiza a través de la utilización de los alambiques, preferiblemente de cobre, lo que da paso a este delicioso licor.

Una vez se ha realizado el proceso de destilación se tiende a filtrar el licor obtenido ya que suele presentar un contenido alcohólico muy alto, además que se realiza también para purificar el líquido obtenido.

Si se desea envejecer se añeja utilizando botellas vacías, o barricas de roble, dependiendo del aguardiente que se este elaborando, esto le permitirá a la bebida obtener sabor y aroma más persistente.

¿Cuáles son los tipos de aguardiente que existen?

Esta bebida es un destilado que se caracteriza por presentar dos categorías diferenciales las cuáles le otorgan características determinadas, así pues, podemos encontrar: Aguardiente Simple y Aguardiente Compuesto.

Aguardiente Simple

El simple es aquel que no tiene adición de sabores diferentes a los propios del aguardiente, es decir, es el que sale directo del alambique, sin más y sin menos.

Dentro de los principales aguardientes simples que existen podemos mencionar los siguientes:

  1. Ron
  2. Brandy
  3. Whisky
  4. Tequila

Así mismo destacan aguardientes de frutas así como los obtenidos de savias de palmera o de arroz.

Aguardiente Compuesto

El compuesto recibe una importante adición de sabores provenientes de sustancias que no generan alcohol, como hierbas, semillas de anís, especias, entre otras.

Dentro de los principales licores compuestos que existen podemos mencionar los siguientes:

  1. Anís
  2. Benedictine
  3. Strega
  4. Absenta

Los tipos de este tipo de bebida alcohólica han derivado en una clasificación que engloba los principales aguardientes que se elaboran el mundo, esta clasificación los agrupa de la siguiente manera:

  • Aguardientes de vino: Brandy, cognac, armagnac y pisco.
  • Aguardientes de uva: Orujos, marcs y grappas.
  • Aguardientes anisados: Anís.
  • Aguardientes de sidra: Calvados, sidra española, applejack.
  • Aguardientes de tubérculos y cereales: Akuavit, ginebra, vodka, whisky, sake.
  • Aguardientes de cañas de azúcar y sus residuos: Ron y cachaça.
  • Aguardientes de agave: Tequila y mezcal.
  • Aguardientes de frutas: Pera, manzana, ciruela, entre otras.

¿Qué es el Aguardiente de Uva?

Es aquel que se realiza con orujos de las diversas cepas que existen para la elaboración de vinos, las cuales se toman independientemente  estén frescas o no y procede de la destilación de lías de vino en presencia de los orujos de la uva o sólo de la destilación de los orujos de uva.

Esta bebida alcohólica de uva suele ser transparente, auque también los hay con tonos amarillos, su aroma propio de las vid utilizadas le dan el carácter adecuado que se funde con un sabor largo, persistente y contundente.

¿Cómo se elabora el Aguardiente de Uva?

Dentro de los más conocidos que existen se encuentran: el orujo, la grappa, marcs, bagaçeiras y tsiroupos, aguardientes que utilizan a la uva como materia prima dentro de su elaboración.

Las partes sólidas de la vendimia que no tienen aprovechamiento alguno en la previa elaboración del vino son utilizadas para la realización de este tipo de aguardiente, y con su destilación se busca la extracción selectiva de todos los componentes organolépticos contenidos en los orujos.

Para ello, el proceso de destilación se desarrolla en dos fases, la primera es la vaporización de los elementos volátiles de los orujos y la segunda es la condensación de los vapores producidos.

Destilación

El proceso de destilación del aguardiente de uva se inicia cargando la caldera con entre 10% y 20% de agua, previa colocación de la base metálica de cobre perforada para evitar el contacto directo de los orujos con el fondo de la caldera, y se procede al encendido del fuego.

Mientras se calienta el agua se extraen los orujos de los recipientes de conservación, se esparcen con un rastrillo, separando así la porción más rica en raspón, la cual se coloca en la caldera, lo que contribuirá con una óptima circulación de vapores.

Cuando la salida de vapores es uniforme, se procede a sellar las uniones con agua o masa de harina.

Se debe procurar mantener el agua de refrigeración a temperaturas que ronden los 18°C y 20ºC, ya que las temperaturas bajas provocan condensaciones rápidas que dan paso a destilados duros, mientras que temperaturas altas provocan condensaciones lentas que dan paso a la pérdida de componentes volátiles favorables.

Para la destilación del aguardiente de uva se deben aprovechar realmente las cabezas y corazones del orujo rechazando las colas ya que poseen graduaciones inferiores a 50% de alcohol y no contribuyen a la calidad del licor final.

¿Qué es el Aguardiente de Anís?

Es aquel que pertenece al tipo de los compuestos y tiene como base etílica un alcohol puro, por lo que se puede decir que nacen fruto de la destilación continua de un alcohol obtenido de cualquier planta con un añadido de anís en su fase final.

Este interesante licor de anís suele ser blanco transparente, traslúcido y con aroma y sabor anisado propios de la materia prima y que tan famoso lo han convertido, lo que genera frescura al paladar.

¿Cómo se elabora esta bebida alcohólica?

El aguardiente de anís se elabora con alcohol y anís, incluso hay quiénes prefieren anexarle dentro de su elaboración badián, hinojo, frutas o semillas que contengas anetol.

Para poder obtener las propiedades relajantes del anís se procede a su proceso de destilación, el cual es el encargado de originar el aguardiente en si.

La semilla de anís es colocada en agua y alcohol, el cual es rectificado dentro de la destilería que por lo general suele ser de cobre y se deja reposar por espacio de algunas horas o hasta todo un día.

Luego se calienta el líquido obtenido lo que provoca grandes cantidades de gases que son transportados por un conducto hasta un recipiente donde se refrigera y se convierte en líquido nuevamente dando comienzo otra vez al proceso completo.

Este tipo de licor suele presentar doble y hasta triple destilación, ya que origina un licor muy fuerte que debe ser graduado y purificado hasta conseguir el licor deseado el cual suele presentar una graduación alcohólica entre 45%.

¿Qué es el Aguardiente de Hierbas?

Esta es otro de las bebidas alcohólicas que pertenece al grupo de los compuestos, y surge de la necesidad de darle un sabor más agradable al aguardiente en sí, por lo que la adición de hierbas no solo suaviza su sabor sino que además le otorga cualidades aromáticas muy agradables.

Entrada Relacionada

Este delicioso elixir suele presentar color con destellos dorados, incluso oscuros o verdosos productos de la mezcla de hierbas, si embargo su aroma y sabor suelen ir bien complementados ya que se combinan cada una en una fusión deliciosa.

¿Cómo se elabora el licor de Hierbas?

El aguardiente de hierbas se elabora a través de la destilación, y como los demás aguardientes compuestos sostiene la adición de diversas hierbas y hasta especias que se combinan para crear agradables cualidades organolépticas al licor.

Muchos de los que hoy en día existen son todo un enigma, ya que sus recetas originales solo la conocen quiénes las producen generación tras generación, y lo poco que se ha podido conocer sobre ellas es que hasta pueden contener 130 hierbas diferentes que son las encargadas de darle sus características propias.

Se utiliza por lo general un alcohol neutro que se deja reposar, por espacio de unas horas o hasta días, con las hierbas que se desean colocar, esto permite que las mismas impregnen con su fragancia y su sabor el líquido base.

Una vez transcurrido el tiempo se cocina y se destila, esto permitirá obtener un licor con una alta graduación alcohólica la cual si se desea se puede volver a destilar.

Una vez obtenido el aguardiente con el contenido alcohólico deseado se procede a embotellar y dejar reposar.

Licores como la Strega, Chartreuse, Benedictine, Becherovka y el Jagermeister perteneces al grupo de compuestos que desde tiempos remotos han conquistado paladares.

¿Qué es el Aguardiente de Agave?

Este licor pertenece al grupo de los simples y está elaborado con el agave como materia prima, dentro de los más conocidos podemos mencionar: tequila, mezcal, cocuy, bacanora, entre otros destilados que lo utilizan como base.

Esta bebida alcohólica suele presentar un color transparente, aunque hay algunos con tonos amarillos producto de su envejecimiento llegando incluso a ser ambarinos totalmente. Su sabor suele ser potente, con notas picantes pero agaradable, mientras que su olor natural le dan el punto de equilibrio.

¿Cómo se elaboran las bebidas alcohólicas con Agave?

Este tipo de aguardiente como bien sabemos suele utilizar el agave como su base principal y de ahí se desprende todo un proceso que por lo general suele ser artesanal que permite obtener un licor de alta graduación alcohólica y que es parte de la cultura de algunos países.

Su método de elaboración artesanal permite la utilización de diferentes tipos de agave para la realización de los aguardientes, lo característico de estos licores es que su materia prima tarda más de 10 años en madurarse y ser óptima para su utilización.

Por lo general, se cocinan primero las piñas del agave, luego pasan por la molienda que permite obtener una materia prima triturada para luego ser fermentadas durante unos días en agua.

Una vez han cumplido el ciclo de la fermentación se efectúa la separación de las sustancias volátiles de las no volátiles dando así paso al proceso de destilación.

El calor provoca la evaporación de alcoholes e impurezas, quedando separada de los materiales sólidos, y cuando esos gases son colectados y retornan a su estado natural se obtiene un alcohol que da paso al aguardiente.

¿Qué es el Aguardiente de Maíz?

El maíz es un cereal con el que se elabora también aguardiente, y es que durante los últimos años son muchos los licores que surgen con ellos y que poco a poco han ido cobrando fuerza gracias a su calidad y demanda.

Este licor derivado del maíz suele presentar un color ámbar, aroma y sabor acorde al cereal utilizado pero sin ser invasivo, sino más bien, agradable y con carácter.

Dentro de sus principales exponentes hoy en día podemos encontrar whiskys que se elaboran con este cereal revolucionando lo establecido.

¿Cómo se elabora el licor de Maíz?

Gracias a los cereales se han podido crear recetas de aguardientes que lejos de parecer que no cumplen con los estándares de calidad requeridos, pues dejan con la boca abierta a todos, este es el caso del aguardiente de maíz que goza del agrado de los entendidos en la materia.

Para elaborar licor de maíz se suele germinar el cereal ligeramente, lo que es comúnmente conocido como malteado. Una vez efectuado este paso se coloca en un recipiente y se pisa para ayudar a calentar las enzimas de la malta y convertir el almidón natural en azúcar.

Una vez realizado el primer paso, se agrega la levadura y se deja fermentar por al menos 15 días, generando así una fermentación adecuada que es la clave de este licor, y una vez transcurrido el tiempo indicado se procede a destilar a través de un alambique preferiblemente de cobre.

hay quiénes lo destilan dos veces para darle mayor pureza al aguardiente de maíz y optimizar sus cualidades organolépticas, además que suele originar un licor con alto contenido alcohólico, por lo que nivelarlo es muy recomendable.

Al terminar el proceso de destilación y tener un aguardiente de maíz estable se procede a su embotellado, y es aquí cuando el productor decide si le da un añejamiento en barricas de roble que por supuesto potenciará su sabor.

Esta bebida alcohólica a basee de maíz en la actualidad forma parte del diverso mundo dela mixología, y es que suele combinarse con otros licores para la realización de diferentes recetas de cócteles que día tras día se abren paso alrededor del mundo.

¿Qué es el Aguardiente de Manzana?

Esta bebida alcohólica forma parte del grupo de los simples, y está elaborado gracias a la utilización de esta fruta que levanta pasiones a más de uno, y es que su sabor, frescura y agradable aroma impregnan a todo lo que se encuentra a su paso.

Esta delicia de manzana tiende a presentar un color amarillo claro con tonos verdosos, aroma y sabor agradable con un toque burbujeante que se caracteriza por ser fresco y con notas típicas de la materia prima.

¿Cómo se elabora la bebida alcohólica a base de Manzana?

Para muchos el aguardiente de manzana no es más que la sidra, y es que ciertamente está elaborada a base de alcohol y manzana y es justo esta combinación la que gracias a su proceso de elaboración genera un licor de gran calidad.

Este licor se elaborando pisando las manzanas y obteniendo con ello un líquido el cual es mezclado con alcohol y dejado fermentar con azúcar durante unos días.

Esta mezcla es destilada en un alambique de cobre, lo que permitirá generar un licor mucho más balanceado y con un contenido alcohólico elevado.

Una vez destilado se filtra el contenido y se puede volver a destilar agregándole agua la cual permitirá darle el contenido alcohólico deseado y esperado.

Una vez obtenido el aguardiente se puede embotellar dejando reposar durante unos días a temperatura ambiente, esto logrará hacer que aflore todo su esplendor y active sus cualidades aromáticas y sensoriales.

Como es de esperarse, la sidra y el calvados forma parte de estos aguardientes de manzana que tanta fama poseen y que da la vuelta al mundo gracias a su calidad.

¿Qué es el Aguardiente de Vino?

Quizás uno de los más conocido del mundo, y es que dentro de esta clasificación podemos encontrar caldos a los cuales no se les han eliminado las lías ni se lea ha añadido un agregado sulfuroso.

Dentro de ellos podemos encontrar el Brandy, Cognac, Armagnac y pisco, lo cuales además suelen presentar características muy parecidas, color ambarino con destellos dorados, aroma impregnante con notas cítricas y de la madera que lo hacen delicioso, además al degustarse se pueden apreciar un abanico de sensaciones.

¿Cómo se elabora el Aguardiente de Vino?

Este fascinante licor se elabora gracias a la destilación de vino, envejecido durante un tiempo que suele variar en barricas  de roble, lo que le da características propias y a su vez lo hacen un licor de gran calidad y contenido alcohólico que suele estar entre 35% y 45%.

Las uvas se cosechan y se despalillan, se pasan por una prensa que genera un jugo de uvas el cual se dejan fermentar en de forma natural en depósitos de acero inoxidable y una vez realizado este paso se procede a destilar en alambiques de cobre, lo que dará como resultado un licor con alto contenido alcohólico.

Una vez efectuada la destilación se procede al añejamiento en barriles de roble, lo que da como resultado un aguardiente mucho más estable y con características organolépticas únicas.

La fase de añejamiento es tal vez la parte más importante de los aguardientes de vino y es que ellos además de aportar características determinantes genera caldos diferentes ya que de acuerdo al tiempo de añejamiento el licor obtiene ciertas cualidades especiales.

Esta nota fue actualizada el 20 marzo, 2020