Compartir
La mistela

La mistela

La mistela es una bebida alcohólica dulce y habitualmente se toma como acompañamiento de los postres. También se bebe generalmente como aperitivo en los que se sirve a una temperatura entre 6 y 8 ° C.

La mistela proviene del misto italiano, que significa “mixto” o mezclado. Es un licor obtenido por la mezcla de mosto de uva fresco, es decir jugo de uva sin fermentar, y de alcohol con el fin de obtener un ensamblado que contenga entre 16 y 22 grados.

Este proceso de elaboración se llama el azufrado: en el que el alcohol agregado mata a la levadura que surge naturalmente en el mosto y así se evita cualquier fermentación con el fin de conservar el aroma y el azúcar de la uva.

Este no es un aperitivo a base de vino como a veces se lo considera, ya que no hay fermentación de la uva y a veces se utiliza otro zumo de fruta en vez de mosto de uva, como la manzana o la de perilla.

El gran secreto de la Mistela es la calidad del alcohol que se utiliza para su elaboración. Cuando la calidad del alcohol es malo, cualquier degustador con mínima experiencia podrá sentir aromas en nariz y sabores en boca que dan sensación de suciedad.

¿Por qué no se considera a la mistela un vino?.

Generalmente para que sea considerado un vino debe ser el obtenido por la fermentación alcohólica de la uva o del mosto de la uva. Y la mistela se diferencia de los vinos por el hecho de que la fermentación alcohólica del mosto no se produce porque el alcohol se agrega inmediatamente.

Dejar un Comentario