Inicio » ¿Cómo elegir un vino para cocinar? ¡Trucos para ser un experto!

¿Cómo elegir un vino para cocinar? ¡Trucos para ser un experto!

¿Sabes cómo elegir un vino para cocinar? Durante mucho tiempo el vino ha sido parte de la cultura culinaria de miles de personas que quieren darle un toque diferente pero exquisito a sus platos, por lo que no es algo que se deba tomar a la ligera.

Saber cómo elegir un vino para cocinar puede ser una tarea importante, y es que no debemos desestimar nada y mucho menos darlo todo por sentado, y aunque existen vinos para cocinar los mejores son los que no son precisamente para ello.

Además disfrutar de una copa de vino mientras se cocina puede darnos más inspiración ya que con el vino pasa lo mismo que con las especias.

Un toque puede transformar drásticamente el sabor de nuestra comida y hacerla mucho más placentera o por el contrario arruinarlo todo.

¿Cómo elegir un vino para cocinar?

La cocina es un mundo interesante en el que se pueden emplear diferentes ingredientes con la finalidad de hacer más delicioso el producto final.

Es por ello que para algunas personas agregar un toque de vino resulta una idea estupenda.

Pero sabemos ¿cómo elegir un vino para cocinar? tal vez la respuesta sea que no, o tal vez para algunos sea positiva.

Lo cierto es que podemos utilizar cualquier vino para cocinar y aunque algunos se decanten por uno barato lo ideal es utilizar uno de calidad.

Lo primero que debemos tener en cuenta es el maridaje del vino, cada caldo tiene cualidades y características únicas que los hacen perfectos para acompañar determinados platos.

Por lo que al momento de utilizarse en la preparación de una comida debe tomarse en cuenta porque de lo contrario se pueden alterar los sabores de los ingredientes.

Tipos de vinos para cocinar

Dentro del mercado podemos encontrar vinos que se denominan de forma directa para cocinar.

Estos suelen ser más económicos pero su calidad no suele ser la más alta, por lo que al momento de decidir que vino elegir debemos tener presente que la calidad es necesaria.

Pero, elegir un vino para cocinar puede ser algo un tanto complicado, debemos comenzar por indicar que  existen seis tipos principales, lo cuales son:

  • Vinos blancos y tintos secos
  • Vinos oxidados
  • Vinos dulces
  • Vinos generosos
  • Vinos blancos dulces
  • Vino de arroz

Vinos tintos y blancos secos

Este tipo de vino es el más consumido a nivel mundial, su sabor, calidad y cualidades lo convierten en los más buscados.

Por lo que también son ideales para cocinar, y como anteriormente se indicó es indispensable saber cómo maridarlos.

A groso modo podemos indicar que los vinos tintos secos son buenos para la elaboración de salsas y reducciones, mientras que los vinos blancos secos van bien en la elaboración de cremas y sopas, pero es necesario ampliar un poco más

El vino tinto es un caldo exquisito, por lo que en la preparación de estofados, guisos y carnes potentes un Merlot, Pinot Noir, Tempranillo,  Cabernet Sauvignon, o Syrah simplemente será un éxito.

Mientras que el vino blanco es un caldo que presenta más acidez, por lo que es perfecto para preparar guisos de pescado, pescados en general así como las carnes blancas en cualquier tipo de presentación.

Saber cómo elegir un vino para cocinar nos permite poder preparar deliciosos platos con carnes o pescados de la forma correcta y no cometer errores innecesarios que alterarán los sabores.

Vinos oxidados

Aquí encontramos el famoso Jerez seco, Jerez oloroso, Vermouth, Vin Jaune, mejor conocido como vino amarillo, Marsala y Madeira.

Los cuales destacan por tener aromas a frutos secos y un nivel alto de alcohol, lo que significa que dan un sabor mucho más exquisito que el de los vinos secos.

Los vinos oxidados son ideales para preparar salsas que acompañen platos elaborados con carne de cerdo, pollo o pescado ya que realzará los sabores a la vez que equilibra los ingredientes.

Por lo además es muy común verlo dentro de la preparación de arroces a la marinera o paellas.

Vinos dulces

Los vinos dulces pueden ser considerados como parte de los vinos oxidados, aquí podemos encontrar el famoso Pedro Ximénez, Oporto Tawny o el Vin Santo, entre otros, y son perfectos para la elaboración de postres.

Así que si estás buscando hacer helados, jarabes, caramelos, tortas, entre otros deliciosos postres no dudes en utilizar un poco de cualquiera de estos vinos dulces ya que conseguirá algo mágico que envolverá el paladar.

Es importante acotar que estos caldos son añejados durante años, pudiendo llegar incluso a permanecer hasta 40 años envejeciendo lo que lo convierte en algo excepcionalmente fascinante al momento de cocinar.

Vinos generosos

Estos vinos permiten darle un toque especial a los postres, especialmente a los pasteles y salsas de chocolate.

Por lo que si decides preparar algo relacionado con ellos no dudes en añadirle un poco de Oporto ya que lo harás todo un manjar para el paladar gracias a su sabor y calidad.

Vinos blancos dulces

El vino blanco dulce es recomendado para la elaboración de dulces como peras hervidas o salsas para las tartas de frutas.

Sin embargo también es ideal para la preparación de salsas dulces con mantequilla así como para darle sabor a pescados y mariscos.

El vino blanco dulce resalta por ser un caldo suave, agradable y con sabor delicado, por lo que para la cocina resulta un buen aliado.

Así que si tienes un Sauternes o un Moscatel no dudes el aprovecharlo para hacer delicias que los dejen a todos con la boca abierta.

Vino de arroz

Hay dos tipos de vinos de arroz, el chino y el japonés, ambos se utilizan dentro de la gastronomía asiática para darle más sabor a sus preparaciones, por lo que se recomienda sin ningún complejo a la hora de realizar algunas preparaciones culinarias.

En el caso del vino de arroz chino, es muy utilizado para darle acidez a los salteados, por lo que resulta perfecto y le da un toque diferente pero exquisito.

Mientras que el vino de arroz japonés es ideal para marinar, preparar salsa BBQ y hasta glaseados gracias a su sabor dulce y salado a la vez.

Además si lo que quieres es preparar un plato de comida estilo oriental, colocarle un toque de vino de arroz conseguirá darle un sabor único y especial, ese que tanto nos gusta y por el que vamos a un restaurante asiático.

Poder utilizar a nivel culinario un vino adecuado para elaborar diferentes platos pasa por saber cómo elegir un vino para cocinar.

Es que utilizar el indicado conseguirá darle más sabor a los ingredientes utilizados así como sacar lo mejor de cada uno.

Tintos, blancos, dulces, son vinos que guardan entre sí grandes cualidades que al combinarlos con los alimentos indicados logran hacer delirar paladares de todo tipo.

Además resulta muy agradable cocinar y a la vez disfrutar de las bondades de una rica copa de nuestro caldo preferido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *