Té de lavanda: Para combatir el insomnio

¿Cómo se prepara un té de lavanda? ¿Qué es? El té de lavanda es una bebida refrescante y con un sabor dulce, su preparación es sencilla, y suele estar endulzada con azúcar o miel. Esta infusión suele ser el aliado de personas con insomnio.

¿Qué es la lavanda?

La lavanda es una planta, que posee un olor bastante característico, tiene forma de espiga con largos tallos con flores. La lavanda suele posee flores de color lila azulado.

Se encuentra en la categoría de semiarbustiva, es decir que es parecido a un arbusto, y suele darse con facilidad en jardines.

Esta plata, además de poseer mucho beneficios, también suele ser la opción numero uno para ser sembrada en terrenos arcillosos y secos, ya que, la lavanda no necesita de mucho cuidado y agua.

Lavanda, posee muchos beneficios

La lavanda posee alrededor de 35 especies, y pertenece a la familia de las lamiáceas. El olor de esta planta suele ser bastante característico ya que, sus hojas desprenden un olor suave y  potente.

Esta planta suele ser el ingrediente principal de muchos suavizantes y productos de limpieza, ya que, su aroma es delicioso. También suele utilizarse en la industria de la perfumería y de cosméticos.

Por otro lado, la lavanda también es utilizada como ingrediente en aceites, inciensos y velas, por su buen olor. Además las hojas secas son un excelente decorativo en lo hogares, que a la vez ayudan a perfumar.

¿Qué es el té de lavanda?

El té de lavanda es una infusión que se prepara con agua, flores de lavanda, azúcar o miel.

No se sabe de donde proviene esta infusión, sin embargo, se les atribuye a países latinoamericanos, ya que, son en estos países donde más se consume y mayor popularidad posee.

Posee un color amarillento brillante, y cuanta con un aroma suave, que impregna el lugar donde se encuentre. Suele endulzarse con azúcar o miel, y se puede consumir fría o caliente.

¿Cómo se debe tomar?

El té de lavanda se puede tomar en su versión fría o caliente. Si se consume caliente, se debe servir en una taza de cerámica, además se le suelen agregar hojas de lavanda, dentro de la infusión, para potenciar el sabor.

Si se consume en su versión fría, se debe servir en una vaso alto o mediano con abundante hielo. Se puede acompañar de frutas como la manzana o naranja, en trozos, dentro de la bebida.

¿Té de lavanda durante el embarazo?

El té de lavanda suele ser consumido durante el embarazo para ayudar a las futuras madres a conciliar el sueño, ya que, este té es conocido ayudar a combatir el insomnio y el estrés.

Durante el periodo próximo al parto, las poseen un alto nivel de estrés, por el nacimiento del bebe, además de no poder dormir con mucha facilidad.

Entrada Relacionada

Es por esto que el té de lavanda es recomendado durante las últimas semanas de embarazo.

Sin embargo, es importante aclarar que no se debe consumir en grandes cantidades, solo en porciones pequeñas, ya que, si se consume con regularidad puede ocasiones que el bebe absorba toxinas peligrosas

Beneficios del té de lavanda

El té de lavanda cuenta con un sinfín de beneficios para el organismo, su consume es recomendado en gran manera por médicos y psicólogos para aliviar dolores o tranquilizar al paciente.

  • Ayuda al sistema digestivo a eliminar flatulencias e infecciones intestinales
  • Combate el dolor de cabeza de manera eficaz
  • Acelera la cicatrización de heridas y lesiones en la piel
  • Combate el estrés, los nervios, la ansiedad y estados depresivos
  • Es el té numero uno para combatir el insomnio
  • Ayuda a disminuir la fiebre
  • Es ideal para desaparecer la caspa y ayuda contra la caída del cabello
  • Suele ayudar con los dolores menstruales, sobre todo cólicos
  • Ayuda a la desinflamación de las mujeres, durante su periodo menstrual
  • Posee propiedades sedantes, lo que ayuda en gran manera a conciliar el sueño

Contraindicaciones del té de lavanda

Aunque el té de lavanda posee muchos beneficios para el organismo y la salud, suele tener algunas restricciones especiales, por sus componentes.

Esta infusión no es recomendada para personas hipertensas o que sufren de epilepsia, ya que, el efecto relajante y tranquilizador puede ser perjudicial para las personas con estas patologías

Por otro lado, no es recomendado para niños menores a 6 años, ya que, la flor de lavanda tiene efectos muy fuertes en el sistema nervioso, algo, que podría afectar significativamente al niño.

Además no puede ser consumida por personas que padecen de gastritis, ya que, posee un efecto digestivo poderoso, y esto puede crear trastornos estomacales, y empeorar la condición.

¿Cómo preparar un té de lavanda?

El té de lavanda es una infusión con un gran sabor y olor, su consumo es reconocido a nivel mundial. Además de poseer una preparación sencilla y rápida. No te la puedes perder

Ingredientes de un té de lavanda

¿Sabes cuales son los ingredientes necesarios para un té de lavanda? Son pocos, conócelos a continuación:

Ingredientes:

  • 6 tazas de agua
  • Una taza de flor de lavanda
  • Una taza de azúcar, o media taza de miel

Receta de un té de lavanda

Sigue paso a paso las siguientes indicaciones para preparar un té de lavanda, es rápido y sencillo:

Preparación:

  • En una olla coloca el agua, a fuego bajo
  • Luego de hervir se le agregan las flores de lavanda
  • Posteriormente se tapa la olla, y se deja hervir por 10min
  • Luego se le agrega la azúcar o miel, y se deja reposando por media 20 min
  • Por último se sirve en una taza de cerámica y listo para ser consumida

El té de lavanda es una infusión poderosa, que cuenta con un sinfín de beneficios para el organismo, sin embargo, también posee ciertas contraindicaciones, con las que debes estar pendiente

Esta nota fue actualizada el 21 agosto, 2020