Inicio » Vinagre de vino ¡Un aliado saludable!

Vinagre de vino ¡Un aliado saludable!

Vinagre de vino

¿Cuál es el vinagre de vino? El vinagre de vino es un producto que acompaña la mesa de muchas personas, quienes buscan su incorporación a su dieta diaria o platos exquisitos con el fin de darle un toque diferente que potencia los sabores y disfrutar de los beneficios que puede ofrecer.

El vinagre es conocido desde hace más de 5000 años, ya los griegos, egipcios y babilonios lo elaboraban y producían para su comercialización con diferentes aromas para lo cual utilizaban frutas, miel y otras especias.

En la época de la Edad Media se hizo más importante y el vinagre obtuvo un auge significativo que incluso llevó a otorgar títulos de Maestros Vinagreros a quienes mejor producto ofrecían.

El vinagre ha sido utilizado con el correr de los años para diferentes cosas, algunos la utilizaban para preservar alimentos, otros para condimentar sus comidas y algunos otros como medicinas para humanos y para animales.

¿Qué es el vinagre de vino?

El vinagre de vino es un producto obtenido exclusivamente a través de la fermentación acética de vino, con una acidez total expresada en ácido acético, la cual no puede ser menor del 6% y el etanol residual máximo de 1,5%.

Para la elaboración del vinagre de vino existen diferentes métodos que permiten obtener un líquido con cualidades diferentes.

Vinagre de vino ¡Un aliado saludable para incluirlo en tu dieta diaria!

Métodos para la elaboración del vinagre de vino

Para la realización de vinagre de vino se pueden utilizar diferentes sustratos y por supuesto existen diferentes maneras de conseguir obtenerlo.

Método tradicional

Para obtener un vinagre de vino tradicional la transformación de etanol en ácido acético se lleva a cabo mediante un cultivo estático en la inter fase entre el líquido y el aire.

Las barricas se llenan hasta dos terceras partes de su capacidad con el fin de dejar una cámara de aire que se mantendrá en contacto con el aire exterior mediante diversos tipos de abertura.

La barrica se va vaciando de vinagre hecho y se rellena con vino fresco, la duración depende de la temperatura la cual tiende a ser muy variable, así por ejemplo si mantenemos la bodega con una temperatura de 30°C el proceso dura cerca de 3 semanas.

Este método tradicional de elaboración produce por lo general vinagres que se consideran de alta calidad debido a su complejidad organoléptica.

Método Alemán

Es considerado como una de los métodos rápidos para obtener vinagre y se lleva a cabo para obtener más volumen en menos tiempo.

Con este procedimiento el vino debe pasar por un depósito lleno de copos de madera en forma de espiral, los cuales se encuentran impregnados de bacterias acéticas, esto permite que se originen mucha más cantidad de bacterias.

Método de Frings

También conocido como método sumergido, es un proceso mediante el cual se utilizan depósitos de acero inoxidable sin copos de madera para conseguir aprovechar todo el volumen que se forma.

La temperatura se debe mantener a 30°C y el vino al entrar en contacto con las bacterias se oxigena voluntariamente acelerando el proceso, el cual dura aproximadamente de 24 a 48 horas.

De esta forma se produce vinagre de manera continua y automatizada metiendo vino y sacando vinagre de forma continua.

Beneficios del vinagre de vino

Al ser elaborado con el ingrediente principal del vino, es decir, la uva el vinagre de vino resulta ser un líquido lleno de polifenoles que le otorgan propiedades antioxidantes y por supuesto beneficios directos para quienes lo consumen de forma adecuada.

  • Controla los niveles de azúcar: Gracias a que contiene ácido acético, el vinagre permite reducir de forma considerable los niveles de azúcar en la sangre, lo que a su vez permite mantenernos saludables.
  • Disminuye la presión arterial: Gracias a que es un producto con polifenoles permite la eliminación de grasas acumuladas en el cuerpo, permitiendo así mantener una mejor presión arterial así como un mejor flujo sanguíneo.
  • Antioxidante: Sus propiedades naturales consiguen combatir los radicales libres consiguiendo con ello retrasar el envejecimiento celular.
  • Astringente: Resulta un regenerante de la piel por excelencia lo que consigue tonificar la piel.
  • Mejora el funcionamiento hepático: El vinagre de vino, gracias a sus propiedades naturales consigue mantener nuestros órganos más sanos, y es que a través de la expulsión de grasas acumuladas logramos tener un hígado, riñones y páncreas mucho más sano.
  • Previene enfermedades del corazón: Al contener polifenoles resulta un producto que mejora la salud de nuestro corazón, y es que evita la acumulación de grasas a la vez que consigue mejorar nuestro flujo sanguíneo.
  • Previene la Osteoporosis: Gracias a sus enzimas naturales evita la inflamación de las articulaciones evitando la aparición de osteoporosis.

El vinagre de vino permite mantenernos saludables

¿Cuáles son las propiedades del vinagre de vino?

El vinagre de vino es una especie de condimento que se utiliza para aderezar las comidas o preservar alimentos.

Sin embargo al consumirlo diariamente en cantidades adecuadas permite impactar de forma positiva nuestro cuerpo gracias a sus propiedades naturales dentro de las que podemos encontrar:

  • Es antioxidante
  • Posee ácido acético
  • Contiene polifenoles
  • Es rico en minerales como el potasio, zinc, hierro, calcio, sodio y magnesio
  • Contiene muy bajo aporte calórico

¿Cómo hacer vinagre de vino?

Como bien sabemos el vinagre de vino resulta de la fermentación alcohólica y la fermentación acética, las cuales son posibles gracias a la presencia y acción de los microorganismos y bacterias.

La fermentación alcohólica es llevada a cabo por las levaduras utilizadas, las cuales transforman el mosto de la uva en vino, gracias a la fermentación de los azúcares en alcohol y dióxido de carbono.

Mientras que la fermentación acética degrada el alcohol obtenido a través de la presencia de distintas bacterias acéticas las cuales determinan la acidez del vinagre.

Preparar nuestro propio vinagre de vino es posible y no representa un procedimiento muy difícil de llevar a cabo.

Para ello expondremos una parte de vino al aire durante varios días para crear una especie de costra que luego se juntará con el vinagre de vino casero.

Solo necesitamos tener a mano un poco de vino sobrante, un recipiente de vidrio con tapa hermética, un paño fino y una goma.

Procedimiento para la elaboración del vinagre de vino

Modo de preparación

Su método de elaboración no es difícil de llevar a cabo solo debemos seguir cada uno de los pasos que a continuación se describen.

  1. Colocar en el recipiente de vidrio, el vino escogido dejando un espacio de aire suficientemente amplio que le permita quedar expuesto al oxígeno.
  2. Cubrir con un paño fino para evitar la entrada de insectos o restos de polvo que puedan alterar nuestra preparación y fijarla con la goma para una mejor precisión.
  3. Dejar reposar en un lugar oscuro y bien ventilado cuya temperatura ronde los 15°C y los 30°C cuando mucho por espacio de tres a cuatro semanas.
  4. Al transcurrir el tiempo debemos probar nuestro vinagre, si resulta que percibimos que nuestro vinagre sabe y huele mucho a vino, entonces debemos dejarlo un poco más de tiempo.
  5. Al sentir que ya el alcohol del vino ha pasado a ser ácido acético, pasamos el líquido a un recipiente con cierre hermético que evitará que nuestro contenido siga exponiéndose al oxígeno.

¿Qué es el vinagre de vino blanco?

El vinagre de vino blanco está elaborado a base de vino blanco, para ello el etanol en el vino blanco se oxida y se fermenta para producir ácido acético.

En su elaboración se utilizan uvas premium y se envejece en barriles de madera durante un período de hasta dos años.

Posee un nivel de acidez de 5% y presenta un sabor suave con toques afrutados que lo hacen complejo y agradable a la vez de que lo convierte en un producto menos invasivo que el vinagre destilado que resulta uno de los más conocidos a nivel mundial.

Este vinagre de vino blanco suele ser ideal para acompañar ensaladas, salsas, mayonesas y ciertos platos elaborados con pollo, pescado y verduras.

¿Qué es el vinagre de vino tinto?

El vinagre de vino tinto se consigue fermentando vino tinto, su método de elaboración se lleva a cabo al almacenar el caldo tinto en barriles durante varios años.

En ellos el ácido acético se produce por la fermentación de etanol cuando las bacterias entran en contacto con el vino durante un largo período de tiempo.

Por lo general presenta niveles de acidez menores al del vinagre blanco y presenta un color rojo y un sabor suave y agradable.

Por lo que es utilizado por muchas personas para condimentar ensaladas, platos elaborados con carne de res, carne de cerdo y verduras.

La popularidad en algunos países del vinagre de vino tinto ha sido tanta que incluso existen Denominaciones de Origen que se encargan de velar por que dentro de su elaboración se cumplan los estándares de calidad necesarios que permitan llevar a la mesa un producto de gran calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *