Whisky (Beneficios, propiedades, calorías y más)

50 años hace

Todo sobre el whisky. Historia, Beneficios, propiedades, calorías y más. El whisky también conocido como whiskey, es una de las bebidas alcohólicas más conocidas en el mundo.

Y es que es un encantados licor ambarino con un sabor característico que logra seducir muchos paladares.

El whisky es una de las bebidas ricas en historia y es que ha estado presente desde la antigüedad y puede disfrutarse solo a acompañado llenando de buen gusto a quién lo degusta.

¿Qué es el Whisky?

El Whisky es una bebida alcohólica producida a partir de la destilación de la malta fermentada de cereales como la cebada, trigo, centeno y maíz y su posterior envejecimiento en barriles de madera, tradicionalmente de roble blanco.

La palabra whisky o whiskey proviene como derivado del gaélico escocés uisge beatha y del gaélico irlandés uisce beathadh.

Que significa agua de vida, en un principio se escribía whisky, sin embargo se le agregó la e para diferenciar al irlandés de los demás.

Origen e historia del Whisky

Muchas veces hemos consumido un trago de whisky y hemos disfrutado con su sabor y calidad, pero tal vez no sepamos cual es el origen de esta bebida destilada que tanto gusta y se mantiene en el correr del tiempo.

El origen del whisky no es muy claro, sin embargo, se han encontrado registros arqueológicos que evidencian que los egipcios conocían el proceso de destilación del grano fermentado.

Proceso por el cual se produce el whisky, pero para la época este proceso era utilizado para la creación de perfumes.

Por lo que descubrir de donde es el whisky resulta un poco complicado, y es que no existe evidencia como tal de su origen, por lo que algunos lo vinculan con un origen irlandés y otros escocés.

Se cree que todo el proceso de destilación y fermentación llegó a Europa durante la edad media, donde se mantuvo vivo dentro de los monasterios cristianos, posiblemente traídos por los griegos y romanos.

El primer documento escrito en la historia sobre el whisky apareció durante el año 1494, en esa época la producción y consumo de whisky era popular dentro de Escocia.

En un principio el nombre whisky fue otorgado a la bebida por sus propiedades medicinales, ya que era recomendado para el mantenimiento de la salud, la prolongación de la vida, el alivio de cólicos, la parálisis, la viruela además de otras enfermedades.

Tipos de Whisky

El whisky es una bebida proveniente de la destilación de cereales como el trigo, la cebada, la malteada, el centeno o el maíz, que fermenta y se deja envejecer en barriles de roble hasta su posterior embotellado y futura comercialización.

Esto ha conllevado a dar origen a diferentes tipos de whisky los cuales podemos encontrarlos clasificados por su composición y por su procedencia.

Clasificación del whisky por su composición

Los diferentes tipos de whisky se caracterizan principalmente por los años que han permanecido envejeciendo dentro del barril y por su composición, por lo que podemos encontrar:

Whisky de malta

El whisky de malta es aquel que ha sido creado a partir de la destilación de cebada malteada en alambiques de cobre en forma de cebolla.

Es uno de los tipos de whisky más trabajados y mejor valorados de todo el mundo, y la mayor parte de su producción se lleva a cabo en Escocia.

Por lo general, el whisky de malta se destila dos veces por lo que se obtiene un destilado de gran pureza y de mayor calidad.

Tras su destilación, el whisky de malta envejece en barricas de roble durante no menos de tres años.

Dependiendo del origen de la malta, estos a su vez se denominan en:

  • Single Malt: Es un whisky elaborado exclusivamente con cebada malteada en una única destilería.
  • Vatted Malt: Es el whisky de malta obtenido de la destilación de cebada malteada y la mezcla procede de barricas de distintas destilerías.

Whisky de grano

Este es el whisky producido principalmente en Escocia e Irlanda, y es aquel que no procede de un cereal malteado, aunque, por lo general, para su elaboración se emplea trigo, puede contener cualquier otro cereal.

El whisky de grano sí puede ser destilado en columnas de alambique y el uso de este sistema deriva en la pérdida de sabores que el a diferencia el whisky de malta sí suele conservar.

El whisky de grano no suele ser demasiado elaborado, por lo que su período de maduración en barrica es bastante breve.

Whisky blended

Es el whisky derivado de la mezcla de distintos tipos de whisky como el de malta y el de grano, su sabor suele variar de acuerdo a la mezcla realizada y a las destilerías utilizadas ya que cada una utiliza su propia agua.

Clasificación del whisky por su procedencia

De acuerdo al país de procedencia podemos encontrar el whisky de la siguiente manera:

Escocés

Es el whisky destilado únicamente dentro de Escocia, se encuentra entre los más reconocidos del mundo.

Su gran prestigio se debe a las estrictas normativas que ajustan su proceso de elaboración, como el destilado en barricas de roble por un periodo de al menos tres años.

Además de la prohibición de utilizar en la preparación sustancias artificiales.

Irlandés

Se elabora con cebada, a la que se le aplica un triple proceso de destilación que lo hace suave y delicado y es procedente exclusivamente en Irlanda de donde recibe su nombre Whiskey.

Canadiénse

Es un whisky que mantiene una fuerte influencia del irlandés, sin embargo suele ser más suave, y es que para su elaboración suelen utilizarse mezclas de cebada, maíz y trigo, y a veces centeno.

Al igual que el escocés, se mantiene en fermentación al menos tres años, aunque no necesariamente en barriles de roble.

Estadounidense

Este whiskey también mantiene una fuerte influencia irlandesa producto de la migración recibida por Estados Unidos de Irlanda. Se elabora con maíz fermentado durante dos años en barricas de roble.

Galés

Es un whisky que recibe una gran influencia del whisky escocés, lo que lo ha llevado a ser reconocido como uno de gran nivel que ha ido ganándose el respeto del mundo.

Japonés

El whisky japonés presenta una gran influencia escocesa en cuanto a su método de elaboración, se caracteriza por poseer un cuerpo y sabor potente y enérgico, lo que lo hace un producto de gran calidad.

Indio

Es un whisky que se asocia por lo general más con el ron que con el propio whisky, se elabora a base de malta y se destilan fermentos de distintas melazas.

¿Cuáles son las principales características del Whisky?

El whisky es una bebida alcohólica que surge gracias a la fermentación del mosto de distintos cereales.

Los cuales a su vez son sometidos a diferentes destilaciones para luego ser envejecido en barricas de roble que le aporta características propias.

  • Los cereales más utilizados para su preparación son la cebada, cebada malteada, maíz, trigo y centeno.
  • El proceso de añejamiento en barril de roble blanco le confiere nuevos sabores y aromas provenientes de la madera, lo que a su vez va cambiando su composición primaria.
  • Es el tiempo que permanece en el barril el que determina la edad del producto.
  • Por lo general el whisky tiene no menos de 3 años de añejamiento.
  • El sabor del whisky debe impregnar la boca con sus notas frutales y recuerdos a barrica.
  • Su aroma es característico a alcohol.

¿Qué propiedades tiene el Whisky?

El whisky es una de las bebidas alcohólicas que se estima más saludable, siempre y cuando su consumo sea de manera controlada y no se abuse del mismo ya que de lo contrario puede ser perjudicial para la salud.

  1. Posee antioxidantes
  2. Es bajo en calorías
  3. Está libre de grasa y colesterol
  4. No contiene carbohidratos
  5. Contiene ácido elágico, por lo que aleja al ADN de entrar en contacto con los compuestos que causan cáncer.

¿Cuál es el grado de alcohol que posee el Whisky?

El whisky es una bebida destilada considerada como una de las más fuertes, su contenido alcohólico suel encontrarse entre 40% y 60% por lo que no debe consumirse en exceso ya que puede ser perjudicial para la salud.

+5 Beneficios del Whisky que tienes que conocer

El whisky posee propiedades naturales que lo hacen poseedor de beneficios para la salud, sin embargo esto es posible solo si su consumo es controlado.

Entre los principales beneficios que podemos encontrar tenemos los siguientes:

Reduce el riesgo de padecer una apoplejía

El whisky previene la acumulación de colesterol en el sistema cardiovascular y puede eliminar el exceso de colesterol del cuerpo, y es que posee antioxidantes que contribuyen con la buena circulación.

Además, flexibiliza las paredes de las arterias, reduciendo la posibilidad de que se produzcan obstrucciones, previniendo así el padecer de apoplejía.

Combate el aumento de peso

El whisky no posee calorías por lo que es libre de grasa y colesterol lo que contibuye a mantener una dieta balanceada, claro, siempre y cuando su consumo sea el adecuado.

Reduce las posibilidades de padecer diabetes

El consumo moderado de whisky puede mejorar la capacidad del cuerpo para regular los niveles de insulina y glucosa en la sangre lo que previene el padecer diabetes.

Alarga la vida

El whisky posee antioxidantes que contribuyen a combatir los radicales libres, siendo estos los mayores causantes del envejecimiento lo que le permite al cuerpo vivir una vida más larga y saludable.

Mejora la salud del cerebro

Un estudio realizado en el año 2003 encontró que gracias a las cualidades antioxidantes del ácido elágico que posee el whisky, su consumo moderado reduce el riesgo de padecer Alzheimer y demencia, además de mejorar las funciones cognitivas.

¿De qué está hecho el Whisky?

De seguro alguna vez bebiendo un buen whisky te has preguntado ¿De qué se hace el whisky?, pues aquí te diremos cuál es su secreto.

El whisky está hecho de agua, granos de cereales y levadura. El agua alienta a la cebada a germinar durante el proceso de malteado y se añade en la etapa de maceración para extraer los azúcares y hacer el mosto.

Los granos de cereales son los ingredientes básicos dentro de la elaboración del whisky, ya que estos proporcionan el almidón que se convierte luego en alcohol.

El whisky escocés se puede hacer de trigo, avena, centeno o maíz pero para ser un whisky escocés de malta pura el grano debe ser cebada.

La levadura es el ingrediente final necesario para hacer whisky de malta, y su papel fundamental dentro de la ecuación es la de convertir el azúcar en alcohol.

El whisky es una bebida que cuenta con años de existencia y que con el correr del tiempo se ha establecido dentro de la preferencia de quiénes buscan disfrutar de un licor de lujo y calidad que llene con su sabor el paladar.