Saltar al contenido
Inicio » Vinos vegetarianos: Sabor natural que envuelve el paladar

Vinos vegetarianos: Sabor natural que envuelve el paladar

¿Conoces los vinos vegetarianos? El mundo está plagado por diferentes corrientes, esas que definen un estilo de vida que puede variar e ir desde amantes de la carne hasta personas que solo se alimentan de vegetales.

Es por ello, que hoy en día las bebidas alcohólicas se han visto en la necesidad de reinventarse para poder abarcar la mayor cantidad de tendencias o estilos de vida que existen para competir en el mercado, y por supuesto, dentro de ellas podemos encontrar los vinos veganos.

Los vinos vegetarianos surgen para complacer a ese numeroso grupo de personas que no ingieren carne de origen animal y tampoco de productos derivados de ella, excepto huevos, miel y leche.

Lo que nos lleva a pensar entonces que todos los vinos pueden ser vegetarianos, pero no es cierto, hay partes dentro de la elaboración de los vinos que incluyen ciertos ingredientes de origen animal, lo que va contra los principios, creencia y prácticas del vegetarianismo.

¿Qué son los vinos vegetarianos?

El vino es una bebida que se origina gracias a la uva, por lo que para muchos entonces resulta ser vegetariano, pero no es totalmente cierto, y es que durante su proceso de elaboración se pueden utilizar ciertos aditivos autorizados por la legislación vitivinícola, algunos de ellos de origen animal.

Estos aditivos se utilizan específicamente para la fase del clarificado, la cual se pone en práctica para limpiar de cualquier tipo de impureza el caldo final, por lo que algunos productores utilizan la conocida cola pescado, clara de huevo, gelatina, entre otros.

Los vinos vegetarianos pueden entonces llevar clara de huevo o algún otro clarificante derivado de la leche, pero nunca un derivado de origen animal como la cola de pescado o la gelatina.

¿Cuáles son los vinos vegetarianos aptos?

Los vinos vegetarianos aptos son aquellos que han sido clarificados con ingredientes naturales y no de origen animal, recordemos que los vegetarianos no consumen carne de origen animal y tampoco de productos derivados de ella, excepto huevos, miel y leche.

Existen bodegas que no clarifican sus vinos, y otros que utilizan productos derivados ya de origen vegetal como el trigo, guisante o la patata, dando lugar a vinos aptos para vegetarianos.

Así mismo, hay sellos que, aunque no son obligatorios, comienzan a verse más frecuentemente en las etiquetas de los vinos para mostrar a los vegetarianos y veganos, que el vino que van a comprar no contiene ninguna sustancia animal ni durante su proceso se ha maltratado o ha sufrido un animal.

Actualmente no es obligatorio indicar en la etiqueta del vino si se trata de un caldo para vegetarianos o un vino vegano, sin embargo, en los últimos años legislaciones comunitarias sobre sanidad han obligado a los productores colocar en sus etiquetas de los vinos la posible presencia de aditivos y también algunos clarificantes como la caseína y la clara de huevo.

¿Qué beneficios tienen los vinos vegetarianos?

El mundo se encuentra en constante cambio, y cada día son más quienes buscan modificar sus hábitos alimenticios y transformar su vida en pro de su salud, por lo que cada vez son más los que se suman al estilo vegetariano.

La India es el país que más vegetarianos tiene hoy en día, con una cifra que roza el 40% de su población, Estados Unidos ocupa el segundo lugar con un 7%, Reino Unido, tiene un 6%, los Países Bajos tiene más de un 4%, Alemania el 1%.

Así mismo, y gracias a su expansión por todo el Mundo, diferentes productores de vino se han visto obligados por las tendencias a modificar sus recetas secretas y crear caldos aptos para los vegetarianos, y estos presentan beneficios, tales como:

  • Respeto por el medio ambiente: Una de sus filosofías de vida es el cuidado y el respeto por el medio ambiente, por lo que los productores de vinos elaborados para los vegetarianos cuidan los protocolos y evitan utilizar agentes químicos e ingredientes de origen animal en sus terrenos y caldos.
  • Viñas sanas: Gracias a la filosofía vegetariana, las viñas donde son cultivadas las vides resultan terrenos tratados de forma natural sin alterar su función o tiempo de cosecha y permitiendo obtener mejores rendimientos.
  • Vinos aptos para celíacos: Gracias a sus componentes naturales, personas que no pueden tolerar el gluten pueden disfrutar de una deliciosa copa de vino elaborado naturalmente.
  • Mejora el flujo sanguíneo: Sus ingredientes naturales permiten que la sangre fluya mejor por el torrente sanguíneo mejorando así incluso la salud cardiovascular.

¿Qué diferencia el vino vegetariano de los demás vinos?

Aunque muchos puedan pensar que los vinos en su totalidad son vegetarianos, no lo son, y es que algunos incluyen dentro de su proceso de elaboración ingredientes de origen animal que va contra la filosofía de vida de este grupo de personas.

En el vino se da un paso fundamental, el clarificado, un proceso mediante el cual se filtran los vinos para garantizar que estén libres de residuos innecesarios, y para ellos se valen de aditivos que pueden ser de origen animal.

Para que un vino sea vegetariano, el proceso del clarificado debe haberse efectuado sin la presencia de ingredientes de origen animal, y en su lugar entran en juego los vegetales y minerales.

Por lo que podemos entonces indicar que, un vino vegetariano se diferencia de los demás al igual que los veganos, por la no utilización de aditivos de origen animal en su proceso de elaboración.

 +3 Vinos vegetarianos que no puedes dejar de conocer

Los vinos vegetarianos están de moda, es por ello que muchas bodegas han lanzado al mercado diferentes caldos ideales para complacer a los amantes de lo natural, quienes quieren vivir en paz con su entorno.

 Santa Digna Merlot

Se trata de un vino tinto chileno de gran calidad elaborado por la Bodega Miguel Torres Chile y destacan por estar certificados como caldos vegetarianos y veganos.

Presenta aromas de confituras de ciruelas y moras mezclado con matices de vainilla y regaliz, al entrar en la boca tiene un paladar goloso y elegante, enriquecido con notas tostadas de la crianza en roble y un post gusto largo y especiado.

La Cometa de Quinta Milú

Se trata de un vino elaborado por la Bodega Quinta Milú de la Denominación de Origen Ribera del Duero, y nace con la finalidad de recuperar la viticultura tradicional con un respeto máximo al entorno.

Destaca por presentar buen equilibrio aromático de fruta y madera en nariz, con toques balsámicos y especiados, mientras que en su paso por la boca se presenta elegante y bien estructurado.

Lagar de Brais

Se trata de un vino blanco apto para vegetarianos elaborado por Adegas Francisco Fernández Sousa con la variedad Treixadura en la Denominación de Origen Ribeiro.

Destaca por ser un vino de color amarillo pajizo, con aromas agradables con notas minerales y un paso por boca elegante, y un final que hace resucitar las papilas gustativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.