¿Cómo se hace el vino de uva? (Receta + Preparación)

¿Quieres saber cómo se hace vino de uva? El vino de uva es una bebida fascinante, que con el correr del tiempo ha conseguido seducir a miles de paladares jóvenes y adultos que consiguen en él un acompañante perfecto.

Pero, sabemos ¿Cómo se hace el vino de uva casero?, todos podemos elaborar nuestro propio caldo, siguiendo algunos pasos podemos hacer realidad una bebida que puede fácilmente convertirse en nuestra compañía perfecta para cada día.

El vino no pasa de moda, y aunque en los últimos años ha conseguido obtener un mayor auge, siempre ha estado ahí presente en la mesa de muchas personas, es por ello, que su elaboración casera ha despertado la curiosidad de muchos que sienten pasión por él.

Aprender los pasos para saber cómo se hace vino de uva puede convertirse en todo un reto para quienes buscan crear sus propias recetas, sabores, aromas y así conseguir sorprender a todo el que se considera un amante de este caldo de origen antiguo.

Cómo se hace vino de uva paso a paso

Si quieres comenzar a incursionar dentro del mundo de la elaboración de licores artesanales, hacer vino de uva casero puede ser una opción perfecta que convertirá tus cepas en una bebida con sello único.

Además, saber cómo hacer vino de uva casero puede convertirse en un negocio familiar lucrativo y didáctico sencillo y es que no se necesitan muchos implementos para procesar la vid seleccionada.

Pero, si es necesario seguir paso a paso su elaboración para así conseguir un caldo de calidad que asegurará su éxito entre quienes lo degusten.

Pasos para hacer vino de uva casero

Hacer vino de uva casero puede ser un trabajo muy agradable, además de un emprendimiento que puede adentrarnos en el maravilloso mundo de las bebidas artesanales, pero para poder hacerlo debemos seguir ciertos pasos, los cuales veremos a continuación:

1.- Implementos

Para conseguir un vino de uva casero óptimo, es necesario contar con algunos implementos que asegurarán una fácil ejecución al momento de la elaboración, estos implementos son:

  • Envases de madera, vasijas o de plástico grandes con tapa hermética
  • Cinta para medir el pH
  • Lienzo de algodón para filtrar el mosto
  • Embudo y botellas previamente esterilizadas
  • Cuchillo
  • Cucharas
  • Paletas para mezclar
  • Gasa

2.- Escogencia de las uvas

Luego se deben escoger las mejores uvas tintas o blancas para la realización del vino casero, estas pueden ser la que más gusten dentro de la amplia gama que existe como lo son. Bonarda. Cabernet, Tempranillo, Syrah, Merlot, Pinot Noir, Garnacha, entre otras.

Estas uvas seleccionadas deben estar completamente sanas, es decir, estar libres de cualquier bacteria, golpe y se debe conservar a una temperatura de entre los 19 y 20°C. Si de deseamos preparar un litro de vino de uva casero, se necesitaremos 2 kilos de cepas aproximadamente.

3.- Estrujado

Para poder obtener el mosto es necesario efectuar el estrujado, una parte inicial y fundamental de nuestro vino casero, para ello trituramos con mucho cuidado las uvas seleccionadas desprendiéndolas de los tallos y rabos.

Podemos utilizar nuestras manos usando guantes de goma o un triturador de madera el cual se debe agarrar bien con las manos y pisar con fuerza, pero a la vez cuidado para no botar el jugo que se va creando.

Entrada Relacionada

4.- Fermentación

La fermentación es un paso muy importante, para ello una vez se obtienen las uvas procesadas se cubren con una gasa doblada en 4 o 5 capas, esto permitirá la buena penetración del aire, necesario para activar el proceso de fermentación y evitará el acceso de insectos al recipiente destinado para dar inicio al proceso de fermentación.

Luego es necesario transferir el recipiente hasta un lugar con una temperatura de 18°C y cubrirlo con un paño limpio, lo que evitará la entrada de luz solar al mosto o cualquier sustancia indeseada y permitir las condiciones óptimas para iniciar el proceso de fermentación.

5.- Adición de levaduras

Las uvas poseen levaduras propias, pero adicionar otras contribuirá con un mejor fermentado y la obtención de un mejor jugo, para ello se utiliza la adición de sales sulfurosas como el metabisulfito de potasio.

La adición de esta sal en una proporción de 100 mg/litro ayudará en la prevención de futuras alteraciones del mosto, por lo que se añade una pequeña cantidad en un poco de mosto disuelto y se vuelve a añadir al recipiente.

El recipiente con el contenido deberá permanecer entre 2 y 3 días en estas condiciones para que el mosto comience a cubrirse de espuma. Una vez pasado el tiempo se debe escurrir el jugo y exprimir la pulpa, para ello puedes utilizar la misma gasa o un colador normal, desechando la pulpa restante en el proceso.

El jugo resultante se procede a verter en un recipiente de vidrio hasta en un 75%, lo que evitará que el contenido se derrame.

6.- Clarificado y Filtrado

Al culminar la fase de fermentación se procede a separar el líquido de los sólidos presentes, para ello se efectúa el filtrado utilizando clarificantes que arrastran al fondo del recipiente los restos sólidos.

Para conseguir un buen filtrado se puede dejar actuar durante dos o tres días a temperaturas frías de al menos 7°C. Luego el vino se filtra al menos tres veces utilizando un filtro grueso y luego un filtro fino y se pasa el contenido a otro recipiente.

7.- Maceración

Para macerar el jugo de vino obtenido, dejaremos el recipiente cerrado en un lugar fresco al menos durante tres días, lo que permitirá que el contenido se macere de forma adecuada consiguiendo un caldo mucho más potente.

8.- Embotellado

Una vez ha transcurrido el tiempo de maceración de nuestro vino, procedemos a embotellar, el recipiente destinado para ello deberá estar previamente esterilizado y se utilizará un embudo con filtro que justamente volverá a filtrar el contenido evitando cualquier sólido que quede rezagado.

Este proceso es muy sencillo y es el punto final de todo el proceso, por lo que se debe hacer de forma sutil. Al finalizar se deja en un lugar fresco y fuera del alcance de la luz solar y se deja almacenar durante el tiempo que creamos conveniente o se puede degustar de una vez.

El proceso de hacer vino de uva en casa puede resultar muy fácil y gratificante, solo se debe tener a la mano utensilios indispensables para iniciar las fases de elaboración y producción y seguir los pasos correspondientes para tener éxito en el intento.

Esta nota fue actualizada el 26 agosto, 2020