¿Cómo se hace el vino rosado? (Receta + Ingredientes)

¿Quieres saber cómo se hace el vino rosado? Existe una bebida que ha comenzado a convertirse en la preferida de muchas personas en los últimos años, su auge se debe a su facilidad al momento de acompañar cualquier comida y su delicadeza.

Que suele envolver el paladar, y esa delicia que ha conseguido captar la atención de jóvenes y adultos es nada más y nada menos que el vino rosado.

Pero, conocemos ¿cómo se hace vino rosado? al igual que el vino tinto y el vino blanco el rosado tiene una metodología que permite obtener un caldo que va desde rosa claro hasta rosa oscuro y que no es nada sencillo y hasta a supuesto todo un reto para algunas grandes bodegas.

Entender cómo se hace vino rosado nos adentrará más en una pasión que derrite a miles de personas que se han visto seducida por su frescura y fascinante sabor y que sin dudas expandirá nuestro conocimiento sobre un tema que encierra miles de eslabones.

Cómo se hace Vino Rosado

El vino rosado es una bebida muy particular, su encantador color suele llamar la atención siempre y es que poder admirar un caldo rosa consigue darle a la vista un poco de gracia.

Y aunque no ha sido fácil para él hacerse popular, gracias a su calidad ha logrado poco a poco ir captando corazones.

Para entender cómo se hace vino rosado debemos comenzar por conocer que su color se extrae de la misma forma que lo hace el vino tinto.

Es decir, gracias a que el jugo de la cepa se pone en contacto con sus hollejos durante la etapa de fermentación, pero a diferencia del tinto, el tiempo de contacto es menor, y esto es lo que da paso al rosa que tanto apasiona.

Las cepas utilizadas para su elaboración incluyen tintas y blancas, lo que permite obtener ese color tan agradable, sin embargo, su método de elaboración diverge un poco del tinto y del blanco.

¿Cómo se hace el vino rosado? (Paso a paso)

La elaboración del vino rosado es muy parecida al del vino blanco con la salvedad del tiempo de maceración del mismo y que además utiliza dos métodos distintos, como lo son el de prensado y el de sangrado.

Vino Rosado a través del método del prensado

El vino rosado puede hacerse a través del método del prensado, aquí la uva seleccionada en la vendimia. La cual es la más óptima dentro de todas es transportada hasta donde se lleva a cabo el proceso del despalillado.

1.- Despalillado

En el despalillado se separan las uvas de los rabillos o cualquier otra parte herbácea del racimo que puedan venir adheridas al momento de la selección y que no se quiere que siga en contacto con la cepa.

2.- Estrujado

Al igual que el vino blanco una vez terminado el proceso de despalillado el grano es estrujado, esto permitirá extraer la mayor cantidad de jugo posible sin aplastar elementos sólidos como pieles, pepitas, entre otros que pueden imprimir sabores desagradables en nuestro caldo.

3.- Maceración

Una vez culmina esta fase se procede a la etapa de la maceración la cual determinará el color rosado del vino, por lo tanto, si se busca generar un caldo muy claro esta no se lleva a cabo o se realiza de forma muy corta.

Entrada Relacionada

4.- Prensado

El tiempo que pase que el mosto obtenido con las pieles extraídas logrará darle más color y oscuridad a nuestro vino sin que se convierta en tinto y justo al acabar la maceración pasaremos al prensado.

Aquí el encargado deberá imprimir presión suave para así extraer el mosto rápido y sin que sufra algún tipo de alteración.

5.- Desfangado y Fermentación

Como pasa con el vino blanco, luego del prensado se debe efectuar un desfangado, que permitirá eliminar pectinas presentes y limpiará completamente nuestro mosto para su fermentación la cual se llevará a cabo a temperaturas controladas que generará un rosado fresco en el que prevalecerá sobre todo la fruta.

6.- Clarificación

Al culminar la fermentación pasa un proceso de clarificación en el que se emplearán sustancias orgánicas que se encargarán de arrastrar al fondo las impurezas del vino, lo cual se realizará en barricas y si se considera necesario se filtrará para obtener un caldo de mejor calidad.

Así se hace el vino rosado mediante el método del prensado, por lo que para muchos es considerado un proceso igual al del vino tinto y al del vino rosado.

Sin embargo y como en cada caso cada bodega guarda sus propios secretos que son los que marcan la diferencia de sus caldos ante la gran diversidad que existe en el mercado.

Vino posado preparado con método del sangrado

Para muchos entendidos en la materia, es el sangrado el mejor método y el que permite obtener un vino rosado perfecto, su color oscuro e intenso es el resultado de un proceso complejo pero que vale la pena realizar para conseguir el premio final, un vino perfecto.

La variedad de uva tradicionalmente utilizada con esta técnica es la Garnacha, sin embargo, también se utilizan, aunque en menor cantidad Merlot, Cabernet Sauvignon y Tempranillo. Por lo general las bodegas suelen utilizar más de una cepa para conseguir el caldo deseado.

Bajo este proceso la uva pasa directamente al depósito sin ir por la fase del prensado, cuando está lleno se procede al extraer la parte líquida del depósito y se procede a dejar exclusivamente las uvas tintas enteras.

Durante el tiempo de maceración, cerca de un 10% del jugo rosado se retira, el vino sobrante que es tinto se intensifica motivado a la reducción del volumen total y el mosto se concentra lo que provoca un caldo mucho más sabroso.

El jugo rosado sangrado se fermenta de forma separada, lo que produce entonces un vino rosado de mayor intensidad de color.

Pero, entonces ¿cómo se hace el vino rosado por sangrado?, pues para ello se debe abrir el grifo inferior que se encuentra en el depósito y se permite fluir por gravedad el mosto rosado durante un tiempo comprendido entre 6 y 24 horas separando el líquido del resto de la uva.

Es justo este proceso el que da como resultado un rosado intenso que cautivará a quienes buscan deleitarse con un vino excepcional.

Su sabor y aroma tiende a ser mucho más audaz, fresco e intenso por lo que suele ser un método utilizado por muchas bodegas que buscan competir por el agrado y preferencia de un público que busca calidad y conoce lo bueno.

Esta nota fue actualizada el 26 agosto, 2020