Saltar al contenido
Inicio » Aromas del Vino: ¿Cuantos tipos existen? y ¿Cómo se clasifican?

Aromas del Vino: ¿Cuantos tipos existen? y ¿Cómo se clasifican?

¿Conoces los aromas del vino? Disfrutar de un caldo a plenitud significa poder apreciar los aromas del vino que este posee, esos que los hacen tan característicos y que los diferencian entre la gran variedad que existe en el mercado.

Los aromas del vino definen su temperamento, sus matices y sus distintas fases de elaboración, por lo que no resulta tan simple poder apreciarlos.

Para los profesionales del vino educar la nariz y el sentido del olfato es lo primordial, sin embargo para quiénes comienzan de forma amateur a adentrarse en este maravilloso mundo también es importante ya que así descubren los aromas del vino.

Y es que a través de los aromas del vino podemos percibir toda la información que necesitamos conocer, incluidas en ella la edad y maduración de la uva o la variedad que se ha utilizado hasta la zona de origen.

El olfato se encuentra conectado con la boca, por lo que al momento de percibir los aromas del vino podemos hacerlo de forma retronasal, es por ello que para muchos al momento de degustarlo se perciben sus aromas.

Los aromas del vino se desprenden desde el primer momento en el que posamos nuestra nariz en la copa y nos permiten disfrutar a plenitud el potencial de nuestro caldo.

Descubrir cada uno de los aromas del vino nos hará delirar de gusto y conseguirá llevarnos a un nivel superior de conocimiento enológico.

¿Qué son los aromas del vino?

Los aromas del vino son aquellos olores agradables y fragancias que desprende el vino y que nos permite a través de ellos poder conocer más información sobre este, es decir, nos permite descifrar su método de elaboración, edad, uvas utilizadas y hasta su fase de crianza.

Una gran cantidad de sustancias químicas que se desprenden del vino y penetran nuestro olfato son los encargados de generar los aromas del vino, estos pueden ser percibidos si nos concentramos y los captamos.

Aunque existen centenares de compuestos volátiles, por lo general somos capaces de percibir solo 100, y esta capacidad depende en gran medida de nuestra capacidad y de la experiencia que se obtiene al estudiar los aromas del vino.

Cada fase dentro de la elaboración del vino permite generar los aromas del vino, por lo que en una primera instancia las variedades de uvas y su metabolismo marcan sus aromas, luego al momento de su fermentación se crean sustancias químicas que generan nuevos olores y si el vino se envejece o cría se liberan nuevas fragancias que los distinguen.

Clasificación de los aromas del vino

Para entender mejor todo lo relacionado con los aromas del vino, debemos conocer cómo se encuentran clasificados ya que cada uno presenta características distintivas.

Los aromas del vino se clasifican de la siguiente manera:

Aromas Primarios

Aquellos aromas del vino que se perciben al acercar la nariz a la copa.

Aromas Secundarios

Aquellos aromas del vino que se liberan al girar la copa y que revelan información sobre su método de fermentación por lo que suelen variar, dejándonos encontrar aromas a panadería, lácticos como la leche y amílicos como barniz, plátano y hasta esmalte de uñas.

Aromas Terciarios

Aquellos aromas del vino que surgen con el tiempo y una agitación más fuerte, son justamente los que emanan de su crianza y paso por barrica, por lo que podemos encontrar aromas amaderados y achocolatados entre otros.

Cada uno juega un papel fundamental al momento de descifrar los aromas del vino, ya que aportan algo diferencial del caldo.

¿Qué son los aromas primarios del vino?

Los aromas primarios del vino son aquellos que provienen de la cepa, es decir, los que aporta la variedad de uva seleccionada al vino, por lo que la zona geográfica de cultivo, composición del suelo donde se ha cultivado, condiciones climáticas y el tipo de vendimia realizada marcan estos aromas del vino.

Los aromas primarios del vino suelen desprenderse de la superficie del vino y aumentan al agitar la copa, os referimos a los aromas florales, vegetales, minerales y frutales, dependiendo por supuesto de si la vid seleccionada es blanca o tinta.

En el caso de los vinos blancos, suelen destacar por lo general las notas de melocotón, menta, manzana, limón o jazmín, mientras que en los vinos tintos se pueden distinguir aromas a arándanos, pimienta, cerezas o moras, entre muchos otros.

Podemos decir entonces que los aromas primarios del vino se encuentran clasificados en florales, vegetales y frutales. Conocer cada uno nos permitirá entender mejor los aromas del vino.

Aromas florales del vino

  • Violeta: Este aroma del vino suele ser apreciado en los vinos jóvenes de maceración carbónica y por lo general en los tintos elaborados con la variedad Syrah y Viognier.
  • Rosa: Es uno de los aromas del vino del que se puede apreciar en caldos blancos que utilizan las variedades de Riesling, Gewurztraminer o Moscatel en su elaboración.
  • Flor de Acacia: Es un aroma dulzón que se puede apreciar en aquellos vinos jóvenes blancos elaborados con la vid Chardonnay.
  • Flor de Espino: Aroma del vino que nos recuerda a una mezcla de almendra amarga y anís y se puede encontrar en vinos blancos elaborados Chardonnay.
  • Miel: Predominan en los vinos licorosos dulces que suelen ser elaborados con las variedades Pedro Ximénez y Moscatel.
  •  Es un aroma muy característico de los vinos elaborados con la cepa Moscatel.
  • Madreselva: Es un aromadel vino que suele estar presente en caldos que se elaboran con las variedades Pinot Grigio y Moscatel
  • Manzanilla: Predomina en los vinos elaborados con Riesling

Aromas frutales del vino

  • Frutos rojos: Estos aromas del vino son habituales de variedades tintas, por lo que es muy común encontrar aroma a fresas frescas en vinos rosados o tintos jóvenes, mientras que las fresas maduras o frambuesas son típicas de un vino elaborado con la variedad Tempranillo, las moras suelen apreciarse en vinos con Syrah y el arándano en los Cabernet Sauvignon.
  • Frutas blancas: Este tipo de aroma como la manzana o la pera son percibidos en vinos blancos elaborados con las variedades Chardonnay, Moscatel o Riesling.
  • Frutos de hueso: Aromas de albaricoque se pueden encontrar en los vinos elaborados con Moscatel, Riesling o Gewurztraminer, mientras que aromas de melocotón se pueden apreciar en aquellos elaborados con Albariño.
  • Fruta seca: Es un aroma del vino característico de los tintos, por lo que podemos encontrar ciruelas pasas en los vinos elaborados con Tempranillo y Garnacha, mientras que las uvas pasas se pueden apreciar en los elaborados con Pedro Ximénez.
  • Cítricos: Los aromas del vino cítricos suelen por lo general ser propios de los caldos blancos de climas fríos elaborados con variedades como Riesling y Gewurztraminer, por lo que es muy común encontrar limón, naranja, lima o pomelo.
  • Tropicales: Dentro de los aromas tropicales del vino más comunes tenemos el de piña que se encuentra bien expuesto en los blancos elaborados con las variedades como Riesling, Gewurztraminer, Verdejos o Sauvignon Blanc, mientras que el aroma a plátano se suele percibir en algunos Chardonnay o tintos elaborados con Tempranillo, Merlot, Garnacha o Syrah.

Aromas Vegetales del vino

  • Canela: Podemos apreciar este aroma en los vinos elaborados con la variedad Syrah, mientras que en los blancos con aquellos que llevan Riesling, Moscatel o Gewurztraminer.
  • Heno: Es uno de los aromas del vino fresco que se puede encontrar en los blancos elaborados con Chardonnay y tintos con Cabernet Sauvignon.
  • Pimiento verde: Exquisito aroma que se puede percibir en los vinos que llevan las cepas Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon y Merlot
  • Hinojo: Es un aroma del vino con matices anisados que se consigue en aquellos vinos elaborados con Verdejo.
  • Monte bajo: Es un aroma del vino que abarca especias como romero, tomillo y orégano y se suele apreciar en vinos de corte mediterráneo.

Ahora bien, cada variedad de uva suele poseer sus aromas y para poder entender todavía mejor el tema de los aromas primarios del vino, veremos a continuación algunas variedades de uvas más utilizadas y que aromas suelen percibirse con ellas.

Variedades de uvas Tintas y los aromas del vino

Tempranillo

Es una variedad muy utilizada en la elaboración de vinos tintos y suele presentar aromas primarios en el vino como:

  1. Bayas rojas tales como grosellas y frambuesa
  2. Ciruelas negras

Cabernet Sauvignon

Es una variedad de uva tinta con gran potencial y suele presentar aromas del vino como:

  1. Arándanos
  2. Moras
  3. Frambuesas
  4. Grosellas
  5. Pimienta verde
  6. Eucalipto
  7. Tabaco

Garnacha

Variedad con grandes cualidades que aporta aromas primarios al vino tales como:

  1. Confituras
  2. Pimienta Verde

Syrah

Variedad de uva tinta que permite generar caldos muy aromáticos, por lo que podemos percibir aromas del vino como:

  1. Moras silvestres
  2. Cassis
  3. Laurel
  4. Pimienta

Merlot

Es una variedad que se caracteriza por presentar aromas afrutados y especiados, por lo que podemos descubrir:

  1. Moras
  2. Grosellas
  3. Cassis
  4. Frutos rojos
  5. Violetas
  6. Pimiento
  7. Trufas
  8. Cuero

Pinot Noir

Variedad que permite elaborar vinos con una alta complejidad aromática, lo que nos lleva a percibir aromas como:

  1. Grosellas
  2. Casis
  3. Fresas
  4. Cerezas
  5. Violeta

Variedades de uvas Blancas y los aromas del vino

Sauvignon Blanc

Es una variedad que permite conseguir vinos muy aromáticos entre los que destacan las frutas poco maduras.

  1. Frutas tropicales
  2. Menta
  3. Grosella

Chardonnay

Es una variedad muy utilizada en la elaboración de caldos blancos gracias a sus cualidades, por lo que podemos encontrar aromas del vino tales como:

  1. Fresa
  2. Melocotón
  3. Avellana
  4. Mantequilla

Moscatel

Es una variedad blanca que permite encontrar vinos aromáticos que envuelven, por lo que podemos percibir aromas del vino tales como:

  1. Rosa
  2. Nardo
  3. Jazmín

Riesling

Variedad que permite elaborar caldos afrutados con aromas del vino bien marcados dentro de los que destacan:

  1. Limón
  2. Manzana verde
  3. Albaricoque
  4. Miel
  5. Membrillo
  6. Acacia
  7. Guayaba
  8. Romero

Macabeo

Se trata de una variedad de uva que genera caldos con aromas del vino a frutas blancas y flores que lo hacen fresco, por lo que podemos percibir entonces:

  1. Pomelo
  2. Manzana

Lo aromas primarios del vino demuestran el potencial enológico de la vid utilizada y nos aproxima de forma certera en el maravilloso mundo del vino y es que es justo lo que nos lleva a degustar mejor nuestro caldo y saber sus secretos más escondidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.